Con un ticket promedio de 194 pesos, la compra de artículos registró el último mes una caída del 12,36 por ciento con una baja del 10,16 en las cantidades. Las bebidas sin alcohol sufrieron el mayor impacto.

Mantuvo su contracción en marzo

El consumo continuó bajando en marzo (-12,3%) y deja al acumulado del año con una variación negativa del 10,8%, destacó ayer un informe privado que reveló que la caída es más pronunciada en el Gran Buenos Aires.

Según el informe de Focus Market titulado “Cómo comenzó el consumo en el primer trimestre de 2019”, en la comparación interanual (marzo 2018 vs marzo 2019, se registró una caída del consumo del orden del 12,36% con una baja en las cantidades (unidades físicas) del 10,16%.   El trabajo indicó que “las variaciones negativas son más profundas en GBA que en Interior, tanto en unidades como en consumo, lo cual habla de realidades diferentes, no sólo desde el efecto de lo macro (como puede ser el caso del impacto del campo en el interior) sino también las diferentes dinámicas competitivas del comercio minorista en cada región”.     En el caso del consumo, el área metropolitana (AMBA) mostró una baja del 12,63%, más alta que el promedio y bastante por encima de la caída que muestra el interior, que es del 10,18%.   “Las transacciones, alineadas con esto, también muestran signos mas negativos en GBA (-3,59%), acumulando en lo que va del año una retracción a nivel nacional del 3,1%”, agregó el informe de la consultora que dirige Damián Di Pace.   En lo que respecta a los precios, Focus Market reflejó en el trabajo que “la variación interanual (marzo 2019 vs 2018) de la canasta de cercanía es superior al 52% y sigue mostrando una tendencia de aceleración”.   “El ticket promedio llega a $ 194 por acto de compra”, precisó el trabajo que agregó que “todas las familias (de productos) continúan con comportamientos negativos, pero las principales caídas están asociadas al desempeño de las bebidas sin alcohol (22,97%), lácteos (17,13%) y bebidas con alcohol (9,46%) en el acumulado del año”.   Sin embargo, el informe advirtió que “se empieza a observar un comportamiento positivo o amesetamiento de algunas categorías de la canasta básica, cuestión ésta, que en contexto general podría juzgarse como positiva”.   En este sentido, el informe destacó que categorías como harinas de maíz, arroz, pastas secas, harinas, salsas de tomate, azúcar, café y algunos panificados muestran signos positivos.   “Claramente estas son categorías muy presentes en los hogares y en la mesa de los argentinos y es desde ahí que radica su relevancia”, señaló Focus Market que agregó que en términos de competitividad, “esto es un gran desafío para las marcas líderes, ya que los productos que mas crecen son lo de menor precio”.

Compartir

Comentarios