El paraguayo Gustavo Gómez abrió la goleada del Palmeiras que acabó por darle la clasificación a San Lorenzo. El guaraní había dejado sin nada al Ciclón en la final del 2016. Otro 4-0. Pero al revés.

De verdugo a héroe

Hace casi tres años, San Lorenzo lo padeció. Fue un domingo lluvioso de mayo, en cancha de River. El Ciclón se jugaba la final del torneo local frente al Lanús de, justamente, Jorge Almirón. El Grana, adelante, fue una máquina: metió cuatro. Atrás, una muralla: quedó en cero gracias a su estandarte, el paraguayo Gustavo Gómez, quien -cosas del fútbol- empezó a devolver lo hecho...

ElPalmeirasse clasificó este jueves a los octavos de final de la Copa Libertadores tras golear por 4-0 al Melgar peruano en Arequipa y, con este resultado, le terminó por dar la clasificación a San Lorenzo, que horas antes había caído en Barranquilla por 1-0 frente a Junior. Si bien las crónicas hablarán del doblete de Gustavo Scarpa, fue el propio Gustavo Gómez quien, a los 10', abrió la goleada.   Gómez celebró en el Monumental con la bandera paraguaya.   Gómez celebró en el Monumental con la bandera paraguaya

El guaraní abrió la tanda tras un córner de Gustavo Scarpa. El segundo gol llegó a los 22 minutos, por intermedio del propio Scarpa, quien se cruzó a un despeje de Melgar hacia el centro del área. En el complemento, de contragolpe, Hyoran asistió a Scarpa, que marcó el tercero paraPalmeirasa los 68 minutos, ante un Melgar que mostró grandes debilidades en la defensa. El cuarto para el equipo de Scolari llegó a los 81 minutos con una jugada que concretó Moisés, escasos minutos después de ingresar al campo para reemplazar a Bruno Henrique.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios