Una tapa de desagüe se levantó en el comienzo de los entrenamientos en el Gran Premio de Azerbaiyán y le provocó daños importantes al Williams de George Russell. El británico, caliente, apuntó contra la organización: “No es lo que esperás de un circuito de Fórmula 1”.

Una alcantarilla suspendió las pruebas de la Fórmula 1

El Gran Premio de Azerbaiyán tuvo un comienzo accidentado en los entrenamientos de este viernes. La tapa de una alcantarilla se levantó con las primeras pasadas y provocó el destrozo casi completo del fondo del Williams de George Russell, lo que obligó a la organización a suspender los entrenamientos libres 1 para revisar las 300 alcantarillas de la pista.

Algunos autos ya habían levantado levemente la tapa unas vueltas antes, pero el británico la sacó por completo y tuvo que parar. Los mecánicos aún no saben si podrán reparar el chasis o deberán pasar el tercer chasis y por eso el piloto se la agarró contra las autoridades: "No es lo que esperás de un circuito de Fórmula 1". Sólo los Ferrari pudieron dar algunas vueltas cronometradas.   El accidente obligó a parar a Rusell.   El accidente obligó a parar a Russell   Los accidentes no terminaron ahí. La grúa que llevó el auto de Russell no calculó bien la altura de un puente y chocó contra el mismo, en un fin de semana que comenzó con errores casi ridículos en Bakú, la capital de Azerbaiyán.   La grúa también tuvo problemas.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios