El desempleo , un mal que creció en los últimos años

Es doloroso al alma

Al bajar el telón en la guerra de Vietnam, las consideraciones sociológicas y trabajos de investigación realzaron que un impacto clave de aquel final no sólo fue la crueldad de las imágenes, sino que éstas llegaran a los informativos de la TV estadounidense en color, elevando la toma de conciencia de la opinión pública respecto al costo humano de la contienda.   Incluso hubo quien arriesgó que esos reportes fueron decisivos para terminar con la participación Estados Unidos en la guerra. Si de capítulos bélicos y dolorosos en carne propia se trata, también la secuencia de los jóvenes argentinos hambrientos, presos del frío y otras delicias en 1982 reveló que del "vamos ganando" se pasó a la derrota, con segmentos que incluyeron la venta "a precio vil" y en el mercado continental de las golosinas que se enviaban a los combatientes de Malvinas.   El eje de la guerra, casi siempre en fundamentos económicos para desatarlas, nutre imágenes que cierran discusiones y engaños. Fotos y películas sobre armas y represión también nutren archivos respecto a conflictos sindicales, antes y después de la esclavitud que eliminó en parte la Asamblea del año XIII en el país.   "Economía de guerra", resumió Raúl Alfonsín a quienes lo escuchamos en la Plaza de Mayo, en la antesala de la hiperinflación, y hay archivo sonoro y fílmico. Como también el video de la niña que lloraba por hambre y fue emblema del desastre de 2001. Intentamos bosquejar que ante la imagen y el sonido, el terror en materia social asoma innegable.   Enumerar para opinar abarca estos hechos de dominio público, como también la experiencia personal, en un intento de graficar de qué se tratan los más de 200.000 empleos formales que se perdieron en 2018. Condimenta que no alcanza con "remar sin llorarla", una nalgada evitable que deslizó el gobierno, ya que, por ejemplo, escuchar a través del teléfono que un amigo, trabajador probo y de honra acreditada, nos comenta que perdió su trabajo el día de su cumpleaños, choca de frente con el remo y da ganas de llorar.   Luis Autalán - Fuente : Diario Crónica

Compartir

Comentarios