Lo ocurrido en Río Negro , al igual que en Neuquén , no representan un panorama nacional

Inciden poco a nivel nacional

Luego de los comicios a gobernador en las provincias de Neuquén y Río Negro, en los que quedó plasmada la continuidad de fuerzas provinciales, se especula bastante respecto de cómo pueden influir esos resultados en el futuro de las dos principales fuerzas a nivel nacional, Cambiemos y el kirchnerismo, cuyos candidatos fueron superados ampliamente.   El impacto seguramente será relativo, por una razón obvia: ni el Movimiento Popular Neuquino (MPN) ni la agrupación Juntos por Río Negro participan en la elección presidencial. Sólo podría ocurrir que sus principales referentes apoyaran públicamente a alguna fórmula nacional, y eso no tendría por qué traducirse en un traspaso automático de los votos.   Los asuntos provinciales van por un andarivel y la cuestión de elegir un presidente va por otro, en especial si los gobernadores eligen separar la fecha de la elección local respecto de la nacional. Un ejemplo que avala estas afirmaciones fue lo ocurrido en 2011. Varias provincias adelantaron su elección.   Hubo distritos muy fuertes como Córdoba, Santa Fe y la ciudad de Buenos Aires en los que el oficialismo nacional -en ese entonces el kirchnerismo- sufrió derrotas contundentes. Varios analistas previeron un panorama difícil para la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, bajo el supuesto de que sus rivales podrían captar esas voluntades.   Sin embargo, en las PASO ya CFK alcanzó el 50% de los votos, y en la primera vuelta de las elecciones generales fue reelecta con más del 54%, imponiéndose en 23 de los 24 distritos. La excepción fue San Luis, donde le ganó el gobernador local, Alberto Rodríguez Saá. Y en la Capital Federal, donde el PRO presentó candidatos a diputados nacionales -pero no a presidente-, se dio algo que escapa a cualquier previsión electoral.   Corte de boleta mediante, decenas de miles de votantes combinaron la fórmula Cristina-Amado Boudou con la lista "amarilla" encabezada por Federico Pinedo para la Cámara Baja. Increíble, pero real.   Javier Carrodani - Fuente : Diario Crónica

Compartir

Comentarios