Una jornada intensa se vivió en la Casa de Gobierno, adonde acudieron los cinco gobernadores de Cambiemos; Reunidos con Peña y otros ministros pulieron medidas que serán anunciadas por Macri el miércoles próximo

Cumbre en la Rosada para preparar nuevas medidas

La Casa Rosada fue escenario de una febril reunión entre integrantes del Ejecutivo y los cinco gobernadores de Cambiemos para pulir un paquete de medidas económicas, que incluye la ampliación de Precios Cuidados, créditos Anses y algún anuncio “sorpresa” para la clase media, que el presidente Mauricio Macri anunciará el miércoles próximo para intentar reactivar el consumo y paliar el malhumor social en tiempos de campaña electoral.

El encuentro fue el corolario de las negociaciones que vienen llevando adelante ministros como Dante Sica -que sorpresivamente estuvo ausente ayer “por compromisos internacionales”-, y a causa de los reclamos de los referentes de la UCR y de la gobernadora María Eugenia Vidal, que pretenden medidas que impacten entre la población castigada por el ajuste. El portavoz del mitin fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, que no pudo precisar las medidas y descartó que se trate de un plan que cambie el modelo económico.   El encuentro en el despacho de Peña se desarrolló entre las 15 y las 18 y Vidal fue la primera en llegar al palacio de gobierno, aunque se retiró media hora antes de su finalización. No fue el caso del gobernador mendocino Alfredo Cornejo, que permaneció hasta el final y, desde detrás del vidrio de la puerta que separa el Salón de Bustos del Patio de las Palmeras, dijo a la prensa acreditada que el gobierno “se mostró receptivo hacia al pedido de los gobernadores, no sólo de los radicales”, y aseguró que “nunca se habló de congelamiento de precios, sino de acuerdos”, bajándole el tono a la polémica de los últimos días.     Sí los radicales volvieron a pedir al gobierno, bajo la atenta mirada del titular de Energía, Gustavo Lopetegui, aplanar la suba de tarifas de gas y electricidad e intentar posponer los ajustes hasta 2020.   También estuvieron presentes los mandatarios radicales Gustavo Valdés (Corrientes) y Gerardo Morales (Jujuy), acompañados por el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta y la mencionada Vidal.   En cuanto a los ministros, se dieron cita Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Rogelio Frigerio (Interior), integrantes del equipo económico como Miguel Braun y Nicolás Gadano -por el viaje de Nicolás Dujovne a Washington para el cónclave con la cúpula del FMI-, y el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, entre otros funcionarios.   En verdad, hubo dos reuniones en el despacho de Peña: una de mesa chica y otra ampliada. “Se trataron las medidas que ya salieron en los medios (créditos para jubilados y beneficiarios de AUH más descuentos en productos y refuerzos para el Ahora 12 y Precios Cuidados), pero es probable que el Presidente anuncie el miércoles alguna más”, destinada a incentivar el consumo de clase media, señaló una fuente gubernamental consultada por este medio.   Finalmente se decidió anunciar el paquete de medidas económicas antes del inicio de la Semana Santa. Pero un día después de que el Indec informe la inflación de marzo, que se presume alta, y superaría por poco el 4%. Hay preocupación en el seno del gobierno porque el costo de vida es más alto del esperado y ya se estima una inflación anual del 35%. Con los anuncios se buscaría minimizar el impacto negativo en la agenda de la escalada inflacionaria que ha quebrado los pronósticos más optimistas del Ejecutivo que anticipaban una baja del IPC tras el primer trimestre.   Promediando el cónclave de ayer hizo su ingreso por explanada el ex vicejefe de Gabinete Mario Quintana, que se sumó al encuentro. Peña negó que vuelva a incorporarse a un cargo público y que es “una persona amiga que siempre está colaborando”. Se sabe que el ex CEO de Farmacity asesora ad honorem al gabinete de Vidal y, de hecho, ha animado algunas reuniones en las oficinas que el gobierno provincial tiene en el barrio porteño de Retiro.   De acuerdo con las fuentes consultadas, Macri no participó de la reunión y ni siquiera abrió la puerta de su despacho que lo separa del de Peña para saludar a los presentes.   El gobierno evitó hablar de un relanzamiento vía un nuevo plan económico -quizás para no remitirse al frustrado Plan Primavera del gobierno alfonsinista y, de paso, para reafirmar el rumbo económico-, pero sí aceptó implementar medidas de aliento al consumo en medio del reclamo de los socios radicales por el malhumor social de la clase media, bastión del voto que le dio el triunfo a Cambiemos en 2015 y 2017. Se trata del mismo reclamo que le habían realizado al Ejecutivo los PRO puros como Vidal y Rodríguez Larreta.   Con todo, el jefe de Gabinete despejó dudas sobre el faltazo de Sica diciendo que por la mañana participó “de reuniones preparatorias” para los acuerdos sectoriales. Sí confirmó que las medidas buscarán acuerdos de precios que intenten paliar el alza de la inflación, como la ampliación en unos 40 productos de Precios Cuidados. Por último, el ministro coordinador fue consultado por las críticas de Hugo Moyano y el anuncio del paro del 30 de abril. “Es responsabilidad de ellos lanzar esa medida”, cerró, con gesto adusto, antes de retirarse del Salón Pueblos Originarios, cruzar el Patio de las Palmeras y subir al primer piso a su oficina.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios