El Reino Unido los tiene en la mira e investiga en particular a las plataformas de Sony, Nintendo y Microsoft

¿Los servicios de suscripción de videojuegos respetan las leyes de protección al consumidor?

Los servicios de suscripción de videojuegos están siendo investigados por la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido para saber si cumplen con la ley de protección de datos al consumidor.

El organismo confirmó mediante un comunicado que necesita conocer en profundidad cómo funcionan los servicios en línea brindados por Microsoft, Nintendo y Sony para saber si cumplen con las normativas sin violar derechos.   Bajo la lupa están las renovaciones automáticas de subscripciones, método habitual para las compañías.     El organismo se encuentra recabando información acerca de este mecanismo y de la información que las firmas les brindan a los usuarios al respecto.   “Estamos analizando si las compañías de videojuegos en línea son justas con sus clientes cuando renuevan automáticamente sus contratos, y qué ocurre si las personas pueden cancelar u obtener un reembolso fácilmente”, informaron desde la Autoridad de Competencia y Mercados del Reino Unido.   Cabe destacar que el grupo estadounidense Valve, propietario de la plataforma de distribución de videojuegos Steam, se encuentra en la mira de la Comisión Europea, que sospecha de prácticas contrarias a la competencia que perjudican a los consumidores europeos, anunció este viernes Bruselas.   La Comisión envió un "pliego de cargos" a Valve, así como a otros cinco desarrolladores de videojuegos que trabajan con Steam: los japoneses Bandai Namco y Capcom, el francés Focus Home, el alemán Koch Media y el estadounidense ZeniMax.   Las sospechas de Bruselas se centran en los acuerdos bilaterales que habrían firmado Valve y los otros cinco desarrolladores para "impedir a los consumidores comprar y utilizar sus videojuegos para PC adquiridos en un país diferente al de su residencia".   "En un verdadero mercado único digital, los consumidores europeos deberían tener derecho a comprar y jugar a los videojuegos de su elección, independientemente del país de la UE en el que vivan", aseguró la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.   Las seis empresas tienen ahora la posibilidad de "responder a las preocupaciones" del ejecutivo de la UE, que abrió su investigación sobre abuso de posición dominante.   Steam, creada en 2003 por Valve, está considerada como la plataforma de distribución de videojuegos más importante, con millones de usuarios en el mundo.   En el mercado europeo, la Comisión sospecha que las "claves de activación", que los usuarios deben introducir en el sitio web de Steam para confirmar que la copia del juego adquirido no es pirata, pueden haber sido utilizadas "con fines de bloqueo geográfico".   Esta práctica permitiría a las empresas segmentar el mercado, máxime cuando los juegos son generalmente menos caros en los países del este de Europa que en los occidentales.   Si las respuestas de las empresas no logran convencer a la Comisión, ésta puede imponerles una multa que podría alcanzar el 10% de su volumen de negocios anual a nivel mundial.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios