Con casi el 94% de las mesas escrutadas, la candidata por Juntos Somos Río Negro alcanza más del 50% de los votos

Arabela Carreras consolida al oficialismo local con una amplia ventaja

Más de medio millón de rionegrinos votaron hoy en las elecciones provinciales para elegir al sucesor del gobernador Alberto Weretilneck, que se vio impedido de buscar un nuevo mandato por un fallo de la Corte Suprema.

Si bien se esperaban unos comicios reñidos entre la oficialista Arabela Carreras y el peronista Martín Soria, los primeros resultados indican una amplia ventaja para la primera.   Con más del 93.56% de las mesas escrutadas, Juntos Somos Río Negro (JSRN) obtiene un 52,49% de los votos para el tramo de gobernador; seguido por el Frente para la Victoria (FpV), con un 35,08%; Cambiemos con un 5,67%; y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) se ubica en cuarto lugar, con 2,65%.     Minutos después de las 20, el actual vicegobernador de la provincia patagónica, Pedro Pesatti, utilizó su cuenta de twitter para adjudicar el triunfo al espacio político al que pertenece y felicitar a Carreras.   Luego de emitir su sufragio, Weretilneck cuestionó duramente el fallo que no le permitió renovar un nuevo mandato y aseguró que se trató de una campaña “muy atípica, muy rara”.   "Por dos motivos: porque nuestros opositores apelaron únicamente a la judicialización de todo el proceso electoral y por otro lado por la ausencia de propuestas. Desde nuestro punto de vista, la judicialización fue la nota negra de toda la campaña, porque nosotros estábamos absolutamente convencidos de que la Constitución nos permitía ser candidatos", agregó.   En lo que son los segundos comicios provincial para renovar un gobernador, anteriormente había sido Neuquén la encargada de abrir el año electoral, el frente gobernante Juntos Somos Río Negro busca un nuevo mandato de la mano de la fórmula Arabela Carreras y Alejandro Palmieri.   La actual ministra de Turismo de Río Negro había sido designada como candidata a vicegobernadora cuando el plan original del oficialismo provincial era que Alberto Weretilneck se presentara para la re-relección: sin embargo, el fallo de la Corte Suprema frustró esa intención y corrió de la carrera electoral al gobernador.   El principal candidato opositor era el intendente de General Roca e hijo del ex gobernador Carlos Soria, por el Frente para la Victoria: su compañera de fórmula es la senadora nacional del GEN Magdalena Odarda.   En tanto, la boleta Cambiemos tenía a la dupla integrada por la radical Lorena Matzen y la dirigente del PRO Flavia Boschi. Por su parte, el FIT fue con la fórmula Norma Dardik-Matías Britos; así como Aurelio Vázquez y María Laura Gavuzzo hizo lo propio por el Movimiento al Socialismo (MAS).   El binomio Jorge Paulic y Eduardo Sánchez representó al Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), mientras que el Partido Unión y Libertad (PUL) tendrá como candidatos a Rubén Ali Yauhar y Roberto Ruiz.   Según datos del Tribunal Electoral de Río Negro, un total de 545.695 ciudadanos estaban habilitados para ejercer su voto en las 1.649 mesas de la provincia patagónica para elegir gobernador, vice y legisladores.   El oficialismo logró el respaldo de un sector del radicalismo que no integra Cambiemos, así como de un grupo de dirigentes del peronismo muy enfrentados con el intendente de General Roca, y postulante por el Frente para la Victoria, Martín Soria.   El jefe comunal es hijo del asesinado gobernador, a quien reemplazó en la Municipalidad de Roca donde cumplió dos períodos consecutivos, al igual que su padre.   Soria, abrazado al kirchnerismo, es hermano de la diputada nacional María Emilia Soria, única integrante del Frente para la Victoria en la Cámara baja que votó a favor del desafuero del ex ministro de Planificación, hoy preso por delitos de corrupción, Julio De Vido.   La compañera de fórmula de Soria era la senadora nacional Magdalena Odarda, quien ingresó a la Cámara alta como parte del ARI-Coalición Cívica, pero pronto se alejó del partido fundado por Elisa Carrió y hoy se encuentra muy cerca del bloque kirchnerista de Unidad Ciudadana.   En tanto, Cambiemos resolvió su disputa interna favoreciendo a la diputada nacional radical Lorena Matzen, en detrimento de su compañero de bancada, el macrista Sergio Wisky.   Matzen, quien fue funcionaria del último gobernador de la UCR, Miguel Saiz, uno de los fundadores del radicalismo K, eligió como compañera de fórmula a Flavia Boschi, una joven empresaria gastronómica de Cipolletti, militante de PRO.

Compartir

Comentarios