El fenómeno natural dejó un gran cantidad de personas fallecidas en Malaui, Zimbabue y Mozambique. Además, el cólera dejó otras cinco víctimas fatales.

Los muertos por el ciclón Idai que arrasó tres países africanos superan el millar

El Ciclón Idai, que arrasó parte del sureste africano en marzo, dejó más de un millar de muertos en los tres países afectados, Malaui, Zimbabue y Mozambique, además de cinco fallecidos por cólera en este último, según las últimas cifras gubernamentales.

El Instituto Nacional de Gestión de Desastres (INGC) de Mozambique contabilizó este sábado cuatro nuevas víctimas mortales en ese país, que elevaron a 602 el número de fallecidos reportados en las provincias centrales de Sofala, Manica, Tete y Zambézia, donde los fuertes vientos y lluvias inundaron cientos de miles de kilómetros.

El balance oficial del INGC no incluye 5 muertos por cólera confirmados ayer por las autoridades sanitarias, enfermedad que afectó a más de 2.400 personas en Mozambique, aunque la mayoría ya obtuvo el alta médica, principalmente en la ciudad de Beira y los distritos circundantes de Dondo, Buzi y Nhamatanda, informó la agencia EFE.

En el vecino Zimbabue, la cifra de muertos asciende a 344, según datos difundidos ayer por el Ministerio de Información, mientras que el número de desaparecidos suma 257, la mayoría en Chimanimani (238), un distrito montañoso en el que el ciclón causó deslizamientos de tierra que sepultaron cientos de viviendas y personas.

En Malaui, al menos 59 personas perdieron la vida cuando el ciclón impactó en forma de fuertes tormentas, para después desplazarse a estas naciones limítrofes con vientos de más de 170 kilómetros por hora.

La Organización Mundial de la Salud y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), junto al Gobierno mozambiqueño, iniciaron el 3 de abril una campaña de inoculación tras la llegada de unas 900.000 dosis de vacunas contra el cólera.

Solo en Mozambique, alrededor de 1,85 millones de personas afectadas por esta tragedia dependen del alimento, el agua y el refugio proporcionados por organizaciones humanitarias; entre ellas un millón de niños, según cifras de la ONU.

Mientras que en Zimbabue, al menos 270.000 personas resultaron afectadas por esta catástrofe, lo que llevó este viernes a las Naciones Unidas a hacer un llamamiento de 60 millones de dólares adicionales para proporcionarles ayuda de emergencia.

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
Ciclón Idai
INTERNACIONALES
Homo Luzonensis
INTERNACIONALES
Canadá

Comentarios