San Lorenzo venció a Boca en el Pando, se recuperó de la derrota en Liga de las Américas y sigue como firme líder.

Un Ciclón clásico

A pesar de la clasificación para el cuadrangular final de la Liga de las Américas, a San Lorenzo le había quedado la sangre en el ojo por la derrota con Guaros que lo lleva a jugar la semi contra Paulistano. Pero se recuperó, venció a Boca y sigue como firme líder de la Liga Nacional.

Fue triunfo 76-74 porque en los momentos determinantes fue más punzante y defendió mejor, como pasa habitualmente. Es que el Ciclón se amparó en un buen primer tiempo de Dar Tucker y José Vildoza, para 37-26 arriba. Ni que hablar del costado del aro propio donde los dirigidos anoche por Carlos Duro (Gonzalo García no estuvo por un pequeño problema de salud) dejaron a Boca en apenas 8 puntos durante el cuarto inicial.

En la segunda parte, cuando el Xeneize se acercó de la mano de Boccia (22 puntos), Rivero (17) y tres bombas de Galindo, San Lorenzo ajustó en defensa y mató con triples gracias a la buena mano primero de Calfani, y luego de Tucker, goleador del equipo con 20.

La mala para San Lorenzo fue la baja de Nicolás Aguirre, quien apenas pudo jugar poco más de 10 minutos y debió salir por una molestia en su pierna izquierda (tampoco estuvo Marcos Mata).

SAN LORENZO (76): Aguirre 2, Sims 6, Tucker 20, Calfani 8 y Meyinsse 9 (f.i) Fjellerup 9, Vildoza 11, Clemente 2 y Anthony 9. DT: Carlos Duro.

BOCA (74): Konsztadt 0, Flor 7, Boccia 22, Rivero 17 y Johnson 6 (f.i) Gargallo 2, Sandes 2, Sansimoni 7 y Galindo 11. DT: Guillermo Narvarte.

ARBITROS: Zalazar, Rougier y Zanabone.

PARCIALES: 18-8, 37-26 y 56-48.

CANCHA: Polideportivo Roberto Pando.

INSTANCIA: Fase regular.

Qué manera de recuperarte, Tachero!

En un final vibrante, Obras se robó una victoria increíble en su visita a Río Gallegos al imponerse 86-83 ante un Hispano que llegó a estar 18 unidades arriba. Pedro Barral (16 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias) y Fernando Zurbrigen (20 tantos y 7 tableros) fueron determinantes en un último cuarto de alto vuelo del elenco de Gregorio Martínez.

Todo era fiesta en el sur, porque Hispano ganaba con solvencia el duelo ante el Aurinegro. Con un parcial 29-15 en los últimos diez minutos, Obras dio vuelta un juego que parecía perdido.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios