El ex Beatle cantará junto a su banda el sábado en el Campo Argentino de Polo donde recorrerá toda su amplia y exitosa trayectoria musical junto a sus miles de fans porteños. Promete un repertorio de su época solista, sus temas posteriores a su período beatle y las eternas canciones nacidas en Liverpool.

Paul McCartney llega en Buenos Aires con su espíritu beatle

El músico Paul McCartney desembarque por cuarta vez en la Argentina el sábado a las 21 en el Campo Argentino de Polo (Av del Libertado y Dorrego). A tres años de sus shows en Córdoba y La Plata, el beatle nos negamos a decirle ex beatle- trae su nuevo tour al país. El setlist, renovado a partir de la inclusión de las nuevas canciones del disco Egypt Station, sigue siendo un recorrido histórico y emotivo de sus 60 años en la música.

Para empezar el show, viene eligiendo un tema beatle con potencia: el primer acorde disonante de “A Hard Day’s Night” logra conmover al público y llevarlo a un punto de no retorno emocional, en el que se verá inmerso a lo largo de las casi tres horas y 40 canciones que dura el show. El artista apela a la emoción pero renueva las canciones con la vigencia de sonido 2019. Intercala clásicos beatle con canciones de Wings y de sus 17 discos solistas.   Con la inclusión de Who Cares, uno de los singles de su nuevo trabajo, logra aportarle frescura y diversión a un show que lo tiene todo. A pesar de no necesitar parafernalia ni grandes gestos grandilocuentes, se entrega pleno al poder de las canciones y al coro de 60 mil personas cantando al unísono.   El recorrido beatle abarca todas las épocas, desde los primeros singles hasta Let it Be, y se florea cuando se vuelve psicodélico para homenajear a Sgt Pepper. También hay espacio para la emoción y el recuerdo.   De su esposa Linda, fallecida en 1998, de la mano de ese temazo que es Maybe I’m Amazed; De John Lennon, eterno partenaire, con Here Today, escrita semanas después de su asesinato e incluida en Tug of War, el último álbum con el que McCartney había llegado al número 1; O con la rendición de Something, de George Harrison, que arranca solo con su ukulele para luego darle paso a la banda.

Compartir

Notas Relacionadas

ESPECTÁCULOS
¿Monopolio?
ESPECTÁCULOS
Mauricio Dayub
ESPECTÁCULOS
Escandalo

Comentarios