San Lorenzo resurgió en el final para irse invicto como local a la semi continental, que larga el viernes.

¡Qué manera de transpirar!

Si se despierta, te mata! San Lorenzo luchó contra un Gimnasia batallador durante más de tres cuartos, pero encontró una grieta y la aprovechó. El Ciclón, que jugará la semifinal de la Liga de las Américas como local (entre el viernes y el domingo), bajó a uno de los equipos que amenazaba con pelearle la cima. Fue 87-82 para el Cuervo, que contó con una buena tarea de Dar Tucker (20 puntos), el Penka Aguirre (16, 7 rebotes y 4 asistencias) y Jerome Meyinsse (14). De nada sirvieron los 30 tantos y 8 tableros de Eloy Vargas en el visitante.   Gimnasia salió con una única misión: ganarle a San Lorenzo para arrimarse al puntero... ¡Y estuvo cerca! Jugó según su ley, con una defensa intensa desde el segundo cuarto y una anotación muy consistente. Le alcanzó para escaparse, primero a ocho (28-36) y luego a diez unidades (32-42), pero le faltó un poquito en el cierre de la mitad inicial. El Ciclón aprovechó ese ligero bajón para cerrar solamente cuatro puntos abajo (40-44).   Se esperaba que el tercer cuarto fuera el de despegue del Cuervo, algo que se convirtió en una marca registrada del equipo de Gonzalo García, pero nada de eso ocurrió. El que aceleró sobre el final del tercer parcial fue el elenco de Comodoro Rivadavia, que fue de menor a mayor y se llevó una diferencia de 10 puntos (57-67).   La tranquilidad de San Lorenzo le dio una ventaja en el último parcial, pese a haber caído a once unidades de desventaja a 8m13s del cierre (61-72). El Ciclón, acostumbrado a venir de atrás, resurgió cuando ya lo daban por muerto: ajustó en defensa, intensificó la presión cerca de aro (clave, ante el gran juego de Vargas y Romero en la zona pintada) y comenzó a encontrar grietas en el aro rival.   Con el Penka, Tucker y Meyinsse en la levantada, pasaron al frente y se robaron el partido ante un adversario que no pudo contener la reacción. Después de convertir 67 puntos en tres cuartos y limitar al Cuervo a apenas 57 tantos (promedia 92.7 por juego) durante los primeros 30 minutos, Gimnasia cayó 30-15 en el último parcial y se despidió de las chances de triunfo.

Compartir

Comentarios