Se celebró en Parque Norte una cumbre del PRO, en la que ratificaron que la prioridad es la reelección de Mauricio Macri, quien asistió al cierre; Pidieron acompañar a quienes "no llegan a fin de mes"

La prioridad es la reelección del Presidente

Durante la cumbre partidaria en Parque Norte, la cúpula del PRO ratificó que la prioridad es la reelección del presidente Mauricio Macri y se pidió concentrar los esfuerzos de campaña en estar cerca de los que “no llegan a fin de mes”.

Frente al desafío que dejó planteado un sector importante de la UCR que agita la opción de presentar un candidato propio para disputar con Macri en las primarias de Cambiemos, el macrismo cerró filas en el complejo de Costanera Norte y le bajó el pulgar a la propuesta.   Consideran que unas PASO limaría el liderazgo del jefe de Estado y desgastaría al espacio de cara a la elección general, donde -todos coinciden- enfrentarán en las urnas a Unidad Ciudadana y sus aliados.     En este sentido, muchos de los oradores hicieron hincapié en la polarización con “el pasado” kirchnerista, una estrategia que dio réditos en elecciones anteriores y que -todo indica- volverá a ponerse a prueba este año.   La novedad en este encuentro que motorizó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, es que hubo un reconocimiento explícito de la crisis económica y en esa línea se bajó la directiva de desarrollar “empatía” con los argentinos que tienen dificultades para afrontar sus gastos cotidianos.   La más enfática en este mensaje fue la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que reclamó “humildad” durante la campaña y sugirió tener en cuenta a “los que les cuesta llegar a fin de mes”.   “Humildad para debatir, por lo que falta hacer. Si no escuchamos lo que nos falta hacer, no vamos a ser escuchados sobre lo que hicimos”, razonó. Y completó: “Discutir sobre hechos concretos. Ante chicanas, relatos de un pasado glorioso, descalificaciones (ya nada sorprende), hablar de los hechos: lo logrado y lo que todavía no”.   El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se sumó a la defensa de los logros de gestión, y destacó, por ejemplo, la recuperación de las estadísticas oficiales.   “La transición no es fácil, pero hoy sabemos dónde estamos parados, tenemos datos. Ya no nos dicen que hay menos pobres que en Alemania”, fustigó. En esa lógica, dijo que “lo peor” que puede hacer Cambiemos en esta etapa electoral que se avecina es “negar la realidad”.   “Tenemos que sensibilizarnos y empatizar con quienes no la pasan bien, debemos estar más cerca que nunca”, dijo.   El presidente Macri cerró la asamblea partidaria en Parque Norte, donde enfatizó: “Es un momento de tensión, pero también de crecimiento, de entendimiento y de maduración”.   El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, pidió dejar de lado las ambiciones personales y acompañar el proyecto desde el lugar que le toque, aclarando que no va a haber “lugares para todos” en las listas y fórmulas.   “Las tensiones en los cierres son lógicas porque todos quieren ser protagonistas del cambio, pero no hay lugares para todos y además hay compromisos con los otros partidos de la alianza. Pero la prioridad es agosto y octubre”, agregó   El funcionario agregó que “los grandes cambios no se ven en el momento y requieren tiempo para consolidarse y mucha convicción para transmitirlos”.   Resaltó que el gobierno no considera que “las cosas ya están bien” pero sí que el mensaje es que “lentamente van a ir mejorando”.   “Nosotros no decimos, tal cuál planteó el Presidente el primero de marzo, que las cosas ya están bien, sino que decimos que lentamente van a ir mejorando. Que estamos construyendo las bases estructurales de un país que va a ser mejor para nosotros pero que, sobre todo, y esto es lo más importante, que va a ser mejor para nuestros hijos y nuestros nietos. Estos cambios son difíciles, duros, complejos, pero son los cambios necesarios”, cerró.   Otro de los oradores fue Peña, quien ratificó que “el eje central de la campaña es reelegir al presidente”, al tiempo que pidió retener los cinco distritos que Cambiemos gobierna.   “Dejemos la vida hasta el día de la elección”, arengó, e insistió en que “las dificultades no nos deben quebrar la voluntad”. A su vez, reveló que “esta es la última elección donde Mauricio Macri va a ser candidato a un cargo electivo”.

Compartir

Comentarios