La exitosa artista falleció este martes a los 59 años en el país Azteca, donde llegó para empezar una nueva vida

La abogada argentina que se convirtió en estrella de telenovelas en México

De entre la legión de artistas que abandonaron la Argentina para triunfar en México, destaca con luz propia el nombre de Adela Christian Bach Bottino, una abogada que llegó allí dispuesta a convertirse en actriz y murió este martes 26 de febrero transformada en una estrella de las telenovelas aztecas.

Nacida el 9 de mayo de 1959 en Buenos Aires, Bach viajó a Centroamérica tras recibirse de abogada, con el sueño de trabajar en los culebrones que tanto éxito cosechaban alrededor del mundo en las décadas de 1970 y 1980.   En México consiguió un pequeño papel en "La Mujer Frente al Amor" (1978), que le permitió hacer pie en el género, y le siguieron: "Te sigo queriendo, Ana", "Verónica", "Propiedad horizontal".   Allí, mientras trabajaba como actriz invitada en Los Ricos También Lloran con Verónica Castro, conoció al productor Ernesto Alonso, que la lanzó a la fama como la Magdalena Mendoza de Bodas de Odio (1983-1986), junto a Miguel Palmer.   Dos años después, Bach conoció al actor Humberto Zurita cuando ambos co protagonizaban “De Pura Sangre”, y ambos se casaron ese mismo año.   Su carrera transcurrió con tranquilidad por los siguientes diez años, en los que trabajó en "Encadenados", "Atrapada", "Bajo un mismo rostro" y "La antorcha encendida", hasta que decidió junto a su marido fundar Zuba Producciones, y se arriesgó a dejar el emporio Televisa con destino a TV Azteca.   Allí, estrenaron con Zurita las exitosas “La Chacala” y “Azul Tequila”. Tras participar de “Agua y Aceite” (2002), Bach se retiró de los escenarios y, salvo un par de apariciones en cine, no se la volvió a ver hasta su participación en Vidas Robadas (2010).   La exitosa cadena Telemundo la fichó en 2013 y la devolvió a lo suyo como la villana Antonia Guerra de “La patrona”, con Aracely Arámbula y Jorge Luis Pila.   Al año siguiente, Christian se dio el gusto de actuar junto a su hijo Sebastián Zurita en la telenovela “La impostora”, que protagonizó Lisette Morelos.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios