El gesto se produce en busca del diálogo entre de ambos países, los cuales disputan bélicamente toda la región himalaya de Cachemira.

Ofreció liberar al piloto de guerra indio para bajar la tensión

Pakistán se manifestó dispuesto a liberar a un piloto de guerra indio para rebajar las tensiones con India, tras una escalada militar en la disputada región de Cachemira que incluyó bombardeos y derribos de cazas de combate, lo que puso en alerta al mundo.   "Estamos dispuestos a devolver al piloto indio capturado si ello conduce a una rebaja de la tensión", dijo el canciller paquistaní, Shah Mehmood Qureshi, en una entrevista con la cadena de televisión local Geo.   El ejército paquistaní mostró el miércoles imágenes del piloto tomando té bajo custodia militar y aseguró que se encuentra en buen estado.   Qureshi una vez más ofreció diálogo a la India y afirmó que el primer ministro paquistaní, Imran Khan, está listo para hablar con su homólogo indio.   "Khan está listo para mantener una conversación telefónica con el primer ministro indio, Narendra Modi", aseguró el jefe de la diplomacia paquistaní, citado por la agencia de noticias EFE.   El ministro confirmó además que han recibido un "informe" de las autoridades indias y que lo "examinarán".   La India y Pakistán, dos países con armas nucleares, reclaman su soberanía sobre toda la región himalaya de Cachemira, la cual ha sido causa de tres de las cuatro guerras que los dos vecinos han peleado desde su independencia del Reino Unido, en 1947.   La porción india, llamada estado (provincia) de Jammu y Cachemira, es la única región del país de mayoría musulmana, y desde 1988 es escenario de una insurgencia islamista que busca la independencia de la India y que la región pase a dominio de Pakistán.   India dice que Pakistán apoya a esos grupos insurgentes. El gobierno paquistaní no niega su apoyo político a los separatistas, a los que califica de "luchadores por la libertad".   La oferta de liberar al piloto indio llega en medio de una escalada militar sin precedentes en los últimos años, después de que la India bombardeara un campamento en suelo paquistaní del grupo islamista Jaish-e-Mohammed (JeM), que reivindicó el pasado 14 de febrero el atentado en la Cachemira india en el que murieron 42 militares.   Sin embargo, el Ejecutivo de Islamabad mantiene que la acción no causó bajas y que las bombas indias cayeron en espacios abiertos. Como respuesta, Pakistán anunció ayer el derribo de dos cazas indios y la captura de uno de los pilotos, además del bombardeo a través de la Línea de Control (LoC, frontera de facto en Cachemira) de territorio indio sin causar bajas ni daños.   La India, por su parte, reconoció la pérdida de una aeronave y la captura del piloto, y aseguró que había derribado a su vez un caza paquistaní, sin aportar pruebas.   Khan llamó al diálogo el último miércoles, durante un discurso a la nación, pero la India no ha respondido a la propuesta.   Fuente: Télam

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
San Pablo
INTERNACIONALES
Preocupación

Comentarios