Se trata de aquellos que además de distribuir energía eléctrica, brindan TV por cable, tasas municipales y sepelio y no deberán cortar la luz por falta de pago de cualquiera de los adicionales.

Las cooperativas energéticas deberán facturar por separado la electricidad

El gobierno, a través de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), estableció que las cooperativas que distribuyen energía eléctrica deberán facturar por separado esa prestación de otros servicios que ofrezcan, como TV por cable, tasas municipales o sepelios, y prohibirá que se corte la luz hogareña por falta de pago de una factura que incluyera estos conceptos ajenos al consumo del suministro.

La medida, que beneficiará a 3,1 millones de asociados, usuarios y consumidores a lo largo y ancho del país, se tomó luego de que se avalara una resolución del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) de noviembre pasado. Y fue oficializada durante una reunión de ayer por la tarde en el Salón Norte de Casa Rosada que encabezó el presidente Mauricio Macri, en los hechos, dedicada al seguimiento de la Defensa de la Competencia en la que se analizó el tema.   El propio Macri había advertido el último lunes, a través de un mensaje por la red social Twitter, que ‘son muchas las cooperativas eléctricas que le suman a las boletas de electricidad gastos que no corresponden al consumo de los usuarios’.     En ese sentido, señaló que esa metodología puede elevar el monto a pagar de la boleta de luz más de un 50% y, en algunos casos, hasta más de 80%.   Actualmente, de las 501 cooperativas registradas en el INAES, 129 no están cumpliendo con esa normativa y cuentan con un plazo de 10 días para hacerlo. Entre los conceptos ajenos al servicio eléctrico que suelen incluirse en la misma factura se encuentran sepelio, emergencias médicas, bomberos, proveeduría, telefonía fija y móvil, agua potable, internet, servicio de TV digital, gas y tasas municipales, entre otros.   Si los consumidores prestan conformidad, las cooperativas podrán seguir cobrando esos servicios, pero por medio de una factura distinta a la de la electricidad o desdoblada de la original en la que se reflejará el consumo de luz.   El objetivo de la medida es brindar mayor transparencia en la facturación, porque permite conocer el consumo y tener claro lo que se carga como adicional. Además, los consumidores estarán más protegidos, ya que se evitará el corte del servicio eléctrico por la falta de pago de una factura que incluía conceptos ajenos al consumo.   A la salida de la reunión, el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, confirmó la medida a este diario y enfatizó que permitiría evitar que los usuarios sean perjudicados por el corte del suministro en caso de ‘no pagar alguno de los impuestos’ o ítems incluidos en la facturación.   En noviembre pasado, el INAES solicitó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que emitiera una opinión respecto de la Resolución Nº 3.442 la cual establecía que, independientemente del carácter de concesionaria de servicio de distribución de energía eléctrica, las cooperativas brindan otros servicios que deben evitar ser encuadrados en la misma facturación que el servicio de distribución de energía eléctrica abonada por el consumidor.   Las cooperativas de distribución de energía eléctrica incluían en la facturación de su tarifa cargos no relacionados al consumo eléctrico, por lo que el consumidor termina abonando gastos que no se referían a su consumo de luz y como estos no estaban discriminados al no ser abonados, el consumidor se quedaba sin suministro.   En diálogo con este diario, el secretario de Comercio Interior y titular de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), Esteban Greco, anticipó el envío de recomendaciones a cientos de cooperativas ‘para que no corten la luz en caso de no pago de impuestos y se amolden a la normativa para discriminar en otra boleta los cobros que no tengan que ver con el consumo de energía eléctrica. Como en muchos pueblos o ciudades, estas entidades tienen el monopolio de estas actividades, intentamos regularlo’ para evitar posibles prácticas anticompetitivas.   El objetivo es que, en última instancia, las entidades también envíen las boletas divididas en dos pliegos con la posibilidad de pagar en forma separada el consumo eléctrico y los servicios adicionales que hayan contratado los usuarios a las empresas.

Compartir

Comentarios