Tras analizar las cámaras de seguridad del complejo, los investigadores decidieron pedir la detención del ciudadano paraguayo ya que se presentaban inconsistencias en su declaración

Detuvieron a Raúl Velaztiqui Duarte, el empresario que acompañó a Natacha Jaitt a Xanadú

Este martes por la madrugada, los fiscales que entienden en la causa en la que se investiga la muerte de Natacha Jaitt, decidieron pedir la detención del empresario paraguayo Raúl Velaztiqui Duarte, que fue la persona que la acompañó al salón de fiestas Xanadú, donde fue hallada muerta en la madrugada del sábado en circunstancias que no han sido aclaradas del todo.

La detención se dio en el marco de una nueva ronda de declaraciones de aquellas personas que estaban presentes en el lugar en que ocurrió la muerte de la conductora. “En la noche del lunes y madrugada de este martes se tomó nuevamente declaración a las personas que habrían estado en el lugar del deceso y cuando promediaba el testimonio (de Velaztiqui Duarte), los fiscales del caso consideraron pertinente transformar la declaración y dejarlo aprehendido al empresario por las notorias diferencias que existían en lo que estaba declarando y lo que declaró el sábado pasado. De este modo, se lo va a imputar por el delito de falso testimonio y se le va a solicitar al juez de garantías la conversión de la aprehensión a detención”, indicó el fiscal general de la Provincia de Buenos Aires Julio Conte Grand.   Si bien la detención del empresario de entretenimientos no está aprobada por el juez, Velaztiqui permanece bajo custodia policial. “La detención se está definiendo. Velaztiqui había sido trasladado a una alcaidía policial, aunque declaró en el ámbito de una fiscalía, y la vez anterior en un ámbito policial”, agregó el funcionario en declaraciones a la señal de noticias TN; y aclaró que “el falso testimonio no es un elemento definitorio”.   “La carátula del expediente sigue siendo la misma: averiguación de causal de muerte. Hay muchos elementos que se han acompañado, que tienden a lo que nosotros denominamos una carga de congruencia excesiva, es decir que todo está groseramente en la misma línea, en la de la muerte por causas naturales. Ahí, los fiscales se toman una alerta especial, que es lo que sucede en este caso en el que las cámaras estaban todas orientadas para poder seguir el rastro de la persona que finalmente fallece como para dejar demostrado que no había ninguna intervención de otra persona en la muerte”, concluyó.   Además de aclarar que recién “en 15 días vamos a tener elementos sólidos”, Conte Grand explicó cuáles fueron las contradicciones en las que cayó Duarte y que supusieron su detención. “No supo dar respuesta a algunas actitudes que surgen de los videos extraído de las cámaras de seguridad y a las referencias que él hiciera en la primera declaración en cuanto a los sitios en los que estuvo, y que no mencionó en su momento, y que ahora aparecen en las cámaras. No supo dar respuesta, titubeó y dio una contestación que fue incongruente en términos temporales. En su momento, él dijo que estuvo en otros ámbitos, las cámaras probaron otra cosa, se le consultó al respecto y no supo dar respuesta”, señaló.   Una de las preguntas que Velaztiqui Duarte no supo responder fue porqué dijo que el teléfono celular de Jaitt estuvo toda la noche dentro de su automóvil cuando en realidad las cámaras demostraron que fue él quien lo colocó debajo del asiento del acompañante. “Una cámara determina que é retira un objeto del lugar y lo pone debajo del asiento de su automóvil. Como eso no lo había declarado, se le consulta al respecto y no respondió ni siquiera de qué elemento se trataba, que fue lo que determinó que los fiscales decidieran su procesamiento por falso testimonio”, especificó Conte Grand, funcionario que fue muy cuestionado por Jaitt por su desempeño en la causa por los abusos en las inferiores del club atlético Independiente.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios