El representante legal de la mediática habló con la prensa y señaló que se va a presentar como querellante en la causa; a su vez, aseguró que la modelo "no consumía cocaína"

Su abogado y su hermano temen que pudo haber sido asesinada

Alejandro Cipolla, el abogado de Natacha Jaitt, aseguró este sábado por la mañana que se presentará en las próximas horas como querellante en la causa que investiga la muerte de la mediática, ante la sospecha de que pudo haber sido asesinada.

Cipolla aseguró en declaraciones realizadas al canal de noticias TN que la decisión de presentarse como querellante fue tomada por el hermano de la modelo, Ulises Jaitt, quien está regresando de Brasil donde se encontraba de vacaciones con la hija de Natacha.   "Nos vamos a presentar como querellantes porque creemos que pudo haber sido víctima de un delito. El hermano tiene miedo de que la hermana haya sido víctima de un asesinato”, dijo el letrado, quien dijo estar “devastado” tras enterarse de la muerte de Jaitt.   Según el abogado, una de las sospechas del hermano de la modelo y conductora es que pudo haber sido incitada a consumir cocaína, ya que ella no estaba consumiendo.   "No consumía cocaína por una afección que ella padecía, a raíz de un abuso sexual. Si bien ella había manifestado tiempo atrás que consumía, desde hacía un año era imposible que consumiera, porque sabía que se podía morir, estaba contraindicado por una medicación que estaba tomando”, explicó.   Cipolla contó que había estado en comunicación con Jaitt hasta la noche del viernes, cerca de las 20.30, cuando mantuvo una conversación respecto a las causas que estaban pendientes y un juicio que debía afrontar en los próximos días.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios