Racing y Defensa se juegan el titulo mano a mano, pero Boca no se da por vencido y quiere prenderse en la pelea sobre el final del torneo. Gran campaña tanto de la Academia como del Halcón.

En seis fechas, la Superliga se juega toda la gloria

Defensa y Justicia venció a Gimnasia en La Plata y metió presión, Racing dejó en claro que está a la altura del desafío.

Boca también festejó y conserva una luz de esperanza... la Superliga 2018-2019 ha ingresado a la zona de las definiciones y, a seis fechas del cierre, tiene dos líderes -la Academia y el Halcón- y un tercer aspirante (el equipo de Gustavo Alfaro) que aparece a diez puntos, con un partido menos, y que no ha bajado los brazos pese a que corre desde atrás, sabiendo que cualquier tropezón a esta altura derrumbaría sus chances.   A través del contundente 3-0 sobre Godoy Cruz, en el Cilindro, Racing hizo trizas las dudas que surgieron a su alrededor luego de la caída sufrida ante River en el Monumental, donde el enfrentamiento entre Eduardo Coudet y Ricardo Centurión agregó un condimento picante y negativo. Ya en el empate con Corinthians en Brasil, por la ronda inicial de la Copa Sudamericana, el conjunto dirigido por el Chacho había mostrado signos de recuperación en su rendimiento. Y en la carrera por el título local, la necesidad de ganar para igualar la línea de Defensa no fue una carga, ni un obstáculo.   El resultado y la actuación redondearon una noche de lunes perfecta, en un momento muy importante.   Ahora Racing palpita el siempre especial clásico de Avellaneda contra Independiente, que se jugará el sábado a la noche en el estadio rojo.   Y en el caso del sólido y sorprendente Halcón de Florencio Varela, único invicto del torneo, la próxima jornada también lo exigirá a fondo y será clave para sus ambiciones, pues deberá cruzarse con Boca, aunque primero -hoy- asumirá la revancha ante Botafogo, que dirá si continúa o no en la Sudamericana tras perder 1-0 hace dos semanas en Río de Janeiro.   Los punteros no quieren pensar todavía en el mano a mano entre ambos que presentará el último capítulo del certamen. Simplemente fijan su atención en lo inmediato, con la intención de equivocarse lo menos posible en lo que falta. Y Boca, si bien está lejos, saca cuentas enarbolando banderas de optimismo...   Después de superar a Lanús en la Bombonera, el encuentro de esta noche contra Atlético Tucumán, pendiente de la fecha número 15, se convertirá en otra “final” que el Xeneize precisa ganar para seguir soñando con el tricampeonato. Si Boca vence al Decano tucumano, quedará a siete unidades de la punta, mantendrá la ilusión que aún lo empuja y aguardará un fin de semana decisivo de cara al desenlace de la competencia, por su visita a la cancha de Defensa (el domingo) y por la de Racing a la casa del Diablo, el día anterior.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios