Regresó a los tribunales de Comodoro Py con la intención de ser aceptado como arrepentido, pero todavía no logró que el juez de la causa, Claudio Bonadio, homologue su acuerdo

Manzanares pidió ampliar declaración como arrepentido

El excontador del matrimonio Kirchner, Víctor Manzanares, pidió ampliar su declaración como arrepentido ante el fiscal Carlos Stornelli en la causa de los cuadernos de las coimas y regresó a los tribunales de Comodoro Py con la intención de ser aceptado como arrepentido. Todavía no logró que el juez de la causa, Claudio Bonadio, homologue su acuerdo.

La información que brindó Manzanares, que se encuentra dentro del programa de protección de testigos e imputados colaboradores, fue considerada por los funcionarios judiciales un aporte fundamental a la causa.   El contador, detenido desde julio de 2017 por la causa Los Sauces y procesado en la causa de los cuadernos por lavado de dinero, confesó a la Justicia haber recibido de parte de Daniel Muñoz, el exsecretario privado de Néstor Kirchner, un bolso con 20 millones de dólares, que él guardó en la casa de la madre del expresidente. Con ese dinero, declaró Manzanares, se compraron algunas de las propiedades en el exterior.   En los últimos meses la Justicia puso el foco sobre el lavado de los 70 millones de dólares de Daniel Muñoz a través de la compra y venta de propiedades en Estados Unidos. Manzanares agregó que en realidad se movieron unos 200 millones de dólares y dio detalles sobre cómo se lavó dinero en la Argentina a través de la compra de empresas.   También declaró que el exjuez federal Norberto Oyarbide, que debía investigar a los Kirchner por enriquecimiento ilícito en el año 2009, le indicó a él -que fue perito de parte del matrimonio presidencial en esa causa-, cómo elaborar los peritajes que luego fueron tomados como prueba para dictarles el sobreseimiento en menos de cinco meses. A partir de los dichos de Manzanares se evalúa la reapertura de esa causa.   Los presuntos testaferros de Daniel Muñoz y quienes participaron de las operaciones para lavar dinero proveniente de la corrupción quedaron procesados por lavado de dinero. El juez y los fiscales de la causa consideran que se trata del dinero que se investiga en el tramo inicial de esta causa, que se consiguió a través del cobro de coimas a empresarios contratistas del Estado para la adjudicación de contratos de obra pública. La expresidenta Cristina Kirchner está procesada como jefa de esa asociación ilícita, cuya ejecución se extendió durante el mandato de Néstor Kirchner y durante sus dos mandatos.

Compartir

Comentarios