De acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, entre soja y maíz se cosecharían 98.500.000 toneladas, cuando en la campaña anterior la producción fue de 81.100.000 toneladas. En el presente ciclo el aporte sería de 17.400.00 de toneladas más que en el anterior

La cosecha de maíz y soja generaría casi 18 millones de toneladas más que en 2018

Luego de las fuertes precipitaciones del mes de enero que provocaron excesos hídricos en el norte de Santa Fe y provincias del Litoral, la campaña agrícola atraviesa un momento de casi tres semanas de buen tiempo, con lluvias más moderadas, y para los próximos días con pronósticos climáticos más estables.   Esta situación permitió una mejora de la soja -el cultivo más afectado por las lluvias del pasado mes-, y en la actualidad, muestra en la zona núcleo una expectativa muy diferente de rendimiento, con proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) de 38 quintales por hectárea.   Por otro lado, ayer en su informe semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires anunció la finalización de la siembra de maíz, con los últimos lotes que se sembraron en el NOA y NEA, donde las tareas estaban atrasadas por los excesos hídricos. Además, continúa la cosecha del cereal en zonas puntuales del centro-este de Entre Ríos y centro-norte de Santa Fe.   En materia climática, desde la bolsa rosarina proyectan una semana sin lluvias en la zona núcleo. Solo en la madrugada del martes 19, podrían desarrollarse algunas tormentas aisladas, con el arribo de un débil sistema frontal frío al sector sur de la mencionada región. “Por el debilitamiento del ingreso de humedad desde el Atlántico, al menos durante los próximos 10 días, habrá lluvias en o por debajo de lo normal”, comentó José Luis Aiello, Dr. en Ciencias Atmosféricas.   Soja y Maíz   Esta semana, la bolsa rosarina informó que, de las 17.900.000 hectáreas proyectadas en diciembre pasado de siembra de soja, se alcanzaron a sembrar 17.600.000 hectáreas. A esta cifra hay que restarle 700 mil hectáreas que se perdieron por los excesos hídricos, y entonces quedarían para cosechar 16.900.000 hectáreas, un 5,6% de caída si se compara con la estimación de diciembre. Santa Fe es la zona que más hectáreas perdió por los excesos hídricos: 226.000 hectáreas.   La soja de primera presenta un buen estado y hay proyecciones de rendimiento promedio nacional de 30 quintales por hectárea. Hay dudas sobre la soja de segunda, ya que los técnicos de la BCR sostienen que la misma se encuentra en un estado de “regular a mala”, pero hay un contraste con lo que sucede en zonas de Buenos Aires donde un pulso seco empieza a tomar protagonismo.   Por su parte, el maíz se encamina a una cosecha histórica de la mano de muy buenos rendimientos y una importante siembra. La BCR proyecta una producción de 46.500.000 toneladas, que de concretarse, registraría un aumento del 45% en relación a la campaña anterior y suma 1.500.000 toneladas si se compara con la estimación pasada. El rendimiento promedio nacional sería de 82,3 quintales por hectárea.   El cereal presenta un muy buen estado en Córdoba, con proyecciones de rendimientos que alcanzarían los 91,6 quintales por hectárea. En líneas generales, el maíz mantiene altas tasas de crecimiento, con necesidad de nuevos aportes de agua, prevalecen las muy buenas condiciones y no hay problemas importantes de enfermedades o plagas que preocupen a los productores.   Provincia de Buenos Aires   El Observatorio de Datos del ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, presentó un informe con las perspectivas de producción para la presente campaña agrícola.   La superficie sembrada con cultivos de gruesa -soja, maíz y girasol-, alcanzó un total de 9.030.000 de hectáreas, registrando un aumento del 2,4% en relación al ciclo anterior. La soja aportaría 5.600.000 hectáreas, el maíz 2.540.000 hectáreas y el girasol 844.700 hectáreas.   La proyección de producción es de 33.400.000 de toneladas, y que generaría ingresos por 7 mil millones de dólares.

Compartir

Comentarios