El Municipio de Zárate, a través de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, evitó la prolongación de una fiesta clandestina en el barrio San Jacinto con alrededor de 60 adolescentes.

Municipio evitó una fiesta clandestina

El domingo a la madrugada, el Municipio evitó que se continuara desarrollando una fiesta clandestina de la que participaban alrededor de 60 adolescentes en el barrio San Jacinto.

La Secretaría de Seguridad fue alertada por llamados de vecinos que se quejaron por la música alta y ruidos molestos. De esta manera, la DPU se hizo presente en el lugar y corroboraron la existencia de una fiesta que finalmente fue cancelada.

La principal preocupación del Municipio radica en que en estas fiestas clandestinas suelen ingresar menores de edad y no se cumplen con las medidas de seguridad establecidas por los organismos competentes.

El Municipio solicita también a la población que en caso de tomar conocimiento de la organización o realización de este tipo de eventos se denuncie dicha situación a efectos de colaborar entre todos a garantizar la seguridad de los vecinos de Zárate.

Para ello, los vecinos se podrán comunicar a la DPU (Dirección de Prevención Urbana) al teléfono 442288.

Operativo

Además, dentro de los trabajos que desarrolla el área de Seguridad Ciudadana, se llevó a cabo en la Costanera un operativo con 40 controles vehiculares y 1 secuestro por alcoholemia positiva.

Por otro lado, en la madrugada del domingo, vecinos que se dirigían a trabajar informaron a un móvil de DPU que una persona intentaba entrar a robar en una vivienda de la calle Pinto. De inmediato se dio aviso a la Policía, se hicieron presentes en forma conjunta en la vivienda, evitaron el robo y tras algunas cuadras de persecución, lograron reducir al delincuente que pretendía darse a la fuga.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios