Según informó la Secretaría Administrativa de la Cámara baja, gracias a la eliminación del mecanismo que se utilizó hasta abril de 2018 se consiguió ahorrar el año pasado 50 millones de pesos en pasajes

Ahorró en 2018 $50 millones en pasajes

La Cámara de Diputados ahorró el año pasado un total de 50.000.000 de pesos en concepto de pasajes de legisladores. El monto fue precisado por la Secretaría Administrativa, a cargo de Florencia Romano, en el marco del informe de gestión difundido esta semana.   Según informó el sitio parlamentario.com, en 2018 se economizó esa cifra gracias a la eliminación del canje de boletos no utilizados por dinero en efectivo.   El cambio de sistema se hizo el año pasado a partir de una polémica que estalló en el mes de marzo, cuando la ONG Directorio Legislativo difundió un informe que daba cuenta de que, a diferencia del decrecimiento del monto de canjes observado en años anteriores, en 2017 el total de pasajes canjeado había crecido en un 41% respecto de 2016. Así las cosas, no solo se había duplicado su valor total, que pasó de $965 a $2.000, sino que también la cantidad de tramos que los diputados canjearon creció un 13%, pasando de 58.488 pesos a 66.016.   Luego de numerosas reuniones con representantes de todos los bloques, Emilio Monzó firmó en abril de 2018 una resolución estableciendo un nuevo mecanismo.   El titular de la Cámara baja decidió que se le otorgarían a los 257 diputados un total de 10 pasajes aéreos o terrestres nominados -es decir, intransferibles- de carácter mensual. Pero, además, los legisladores tenían la posibilidad de optar por otras posibilidades, tales como cobrar el plus por movilidad de forma no remunerativa.   “Durante 2018, la Cámara continuó implementando modificaciones en el sistema de pasajes con el objetivo de incrementar el ahorro y aumentar la transparencia”, destaca el informe de gestión de la Secretaría Administrativa.   Por otro lado, señala que “en junio se modificó el procedimiento para la solicitud de viajes al exterior, el cual suma informes previos y posteriores al viaje, lo cual promueve una mayor transparencia”.   En esa polémica abierta el año pasado hasta intervino el presidente Mauricio Macri, quien advirtió entonces sobre ese tema que “si los diputados creen que su salario no es suficiente, tienen que blanquear la necesidad de tener uno mejor, pero ese mecanismo de los pasajes no es algo que esté bien, es querer disfrazar algo de otra cosa. Que planteen un aumento, pero que no compensen con los pasajes”.   Puesta en el ojo de la tormenta por el informe que la ubicaba entre los que diputados que más pasajes habían canjeado por plata, Elisa Carrió justificó su actitud remarcando que para ella es “gasto de movilidad: son viáticos, porque recorro el país en auto”.   “La naturaleza de los pasajes tiene que ver con la movilidad, esto no incluye los viajes en auto”, precisó entonces.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios