Un estudio indica que tiene efectos nocivos similares a los del tabaco.

El humo es dañino para la salud

Los sahumerios son una de las opciones más tradicionales a la hora de aromatizar ambientes, ya que se utilizan desde la antigüedad e incluso han formado parte de ceremonias religiosas. De la misma manera, suelen ser muy utilizados en diferentes prácticas de relajación.   Una investigación realizada por una Universidad de China, la South China University of Technology de Cantón, asegura que el humo que desprenden los sahumerios es nocivo para la salud, ya que contiene más agentes citotóxicos (dañan a las células) y genotóxicos (dañan a los genes) que el de los cigarrillos.   El estudio asegura que el incienso posee componentes mutagénicos, relacionados con el desarrollo del cáncer. Cuando quemamos incienso vemos como sale un humo marrón, una sustancia conocida como "creosota", que hace referencia a la mezcla de productos químicos como la acroleína o el aldehído, similar al tabaco.   En esa línea, señala que el 99% del humo está compuesto por partículas finas y ultrafinas que, al ser inhaladas, pueden quedar atrapadas dentro del pulmón y dar origen a una reacción inflamatoria. Este tipo de reacciones puede vincularse luego al cáncer de pulmón, la leucemia infantil y el desarrollo de tumores cerebrales.   Uno de los autores de la investigación, Rong Zhou, señala que "es necesario un mayor conocimiento y regulación de los riesgos de la salud asociados con el uso de incienso en lugares cerrados".   Si bien es cierto que aún es necesario realizar más estudios para confirmar si todos los tipos de incienso son igual de perjudiciales, hasta el momento estos efectos no habían sido analizados.

Compartir

Comentarios