Desde el oficialismo aseguran que un grupo grueso de movimientos sociales aceptó la propuesta de un diciembre con tranquilidad; Desarrollo Social otorgará el bono de fin de año; Barrios de Pie y el Polo Obrero se diferenciaron del resto y harán cortes

El Gobierno y grupos piqueteros acordaron una tregua

En la búsqueda de un diciembre con tranquilidad y alejado de movimientos que caldeen el clima, el Gobierno acordó con un grupo importante de organizaciones sociales una tregua hasta fin de año, tiempo en el que se continuarán los reclamos pero sin cortes en accesos ni protestas frente a cadenas de supermercados.

El acampe de más de doce horas realizado por el Polo Obrero, Barrios de Pie, Cuba - MTR (Movimiento Teresa Rodríguez), Organización Clasista Revolucionaria (OCR), Torre y Bloque Piquetero el miércoles pasado ante el Ministerio de Desarrollo Social generó el rechazo tajante de la titular de esa cartera, Carolina Stanley, que consideró a la medida como "extorsiva".   “Nuestra atención es con la realidad más vulnerable y no con la especulación política”, manifestó ante la prensa la funcionaria gubernamental. Ese día marcharon desde el Obelisco y Constitución hacia el edificio de la Avenida 9 de Julio y Belgrano para pedir un canal de diálogo con Stanley y un bono para los beneficiarios de planes sociales.   En el camino se encontraron con un fuerte operativo de seguridad, pero, finalmente, determinaron llegar mediante el subterráneo de la línea C.   Según señalaron fuentes, esa actitud provocativa de los piqueteros generó bronca dentro del Gobierno, a tal punto que abrieron un acuerdo con varios de los movimientos sociales que realizan marchas en la Ciudad para impedir un clima de desestabilización para lo que queda del año.   “Si algún sector piensa que se beneficia generando caos o situaciones de violencia es algo condenable y que responde a un interés político partidario claro y no responde a querer solucionar una situación”, resaltó la ministra.   Antes del fin de semana aseguró que a los beneficiarios de planes sociales se les otorgará el bono de fin de año de tres mil pesos.   Sin embargo, el Polo Obrero y Barrios de Pie no aceptaron la tregua y este lunes volverán a realizar una marcha desde el Obelisco a la Secretaría de Vivienda de la Nación para reclamar la construcción de más inmuebles para las familias que se encuentran en malas condiciones habitacionales.

Compartir

Notas Relacionadas

POLITICA
Incidentes
POLITICA
En el Congreso
POLITICA
Massot

Comentarios