El tribunal le aplicó una pena de 7 años y seis meses a Martín Lanatta, mientras que a su hermano -Christian- y a Víctor Schillaci se los condenó con 8 años y medio, acumulables a las otras causas que ya tenían

Para los hermanos Lanatta y Schillaci

Los hermanos Martín y Christian Lanatta y Víctor Schillaci recibieron durante el día de ayer su cuarta condena en conjunto, esta vez con penas de entre 7 años y medio y 8 años y medio de prisión por privaciones ilegítimas de la libertad y robos cometidos en la provincia de Santa Fe tras fugarse del penal de General Alvear, donde estaban detenidos por el triple crimen de General Rodríguez. Cabe recordar que la fuga se produjo a fines de 2015, a pocos días de la asunción del gobierno de Mauricio Macri.

El tribunal santafesino, encabezado por el juez Eduardo Pocoví, condenó a Martín Lanatta a 7 años y 6 meses de prisión efectiva como coautor del delito de “privación ilegítima de la libertad calificada y reiterada en dos oportunidades” y por “robo calificado por haber actuado en banda y con arma de fuego”, en un caso en poblado y en otro en despoblado, más tenencia de arma de guerra.   En tanto, Christian Lanatta y Víctor Schillaci recibieron penas de 8 años y 6 meses de prisión efectiva por “privación ilegítima de la libertad calificada y reiterada en tres oportunidades” y por “robo calificado por haber actuado en banda y con arma de fuego”, en un caso en poblado y en otro en despoblado, más tenencia de arma de guerra.   El fiscal Estanislao Giavedoni había solicitado 15 años de prisión para los tres imputados, en tanto el defensor oficial Jorge Miró había pedido la absolución de sus clientes por considerar que actuaron en estado de “necesidad justificante”.   Esta fue la cuarta condena en conjunto que reciben los fugados del penal de General Alvear, quienes ya habían sido sentenciados a prisión perpetua por el asesinato de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), en un fallo de la Justicia de Mercedes.   Precisamente el tribunal santafesino remitirá una copia de su decisión al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de esa ciudad bonaerense para que proceda a la unificación de las penas, si correspondiere.   Ese trámite deberá realizarse también con otros dos expedientes en los que también los tres hombres fueron condenados.   En uno de ellos, llevado adelante por la Justicia Federal de La Plata, los Lanatta y Schillaci fueron condenados a 7 años y 6 meses de cárcel en octubre pasado por la fuga del penal de General Alvear, mientras que el mes pasado el Tribunal Oral Federal de Santa Fe los sentenció a 10 años (en el caso de Martín Lanatta) y 8 años (los restantes) por enfrentamientos y robos a gendarmes.   Ahora resta que los tres sean juzgados en otra causa por “tentativa de homicidio” en perjuicio de los policías Lucrecia Yudatti (33) y Fernando Pengsawath (23), quienes resultaron malheridos el 31 de diciembre de 2015, cuando intentaron detenerlos en la localidad de Ranchos.   El tribunal de Santa Fe halló culpables a los tres por la privación ilegítima de la libertad del ingeniero agrónomo Juan Ignacio Reynoso (32), entre el 7 al 9 de enero de 2016; del productor agropecuario Héctor Ferreira, el 9 de enero, y del robo de una camioneta a cada una de sus víctimas.   Además, Christian Lanatta y Schillaci fueron culpabilizador de retener ilegalmente a Martín Franco, un empleado de la arrocera Spalletti de Cayastá, donde fueron apresados el 11 de enero de 2016.   Para ese momento Martín Lanatta ya estaba preso, motivo por el cual su pena fue menor.   El fiscal Giavedoni consideró “un trabajo exitoso” el del Ministerio Público porque los jueces “han tenido por acreditado cada uno de los hechos” y sostuvo que “fue una condena elaborada” y que “habrá que esperar ahora los fundamentos para ver la fundamentación del monto de las penas”.

Compartir

Comentarios