El peaje en la autopista A1 en hora pico , costará 25 pesos más desde enero

Del gran peaje

Reunión del gerente de la empresa con el dueño. El balance es bueno, más que bueno. Se ganaron 16 mil millones de pesos en los primeros nueve meses del año. Hay una luz amarilla encendida, sin embargo: cayó la cantidad de gente que utiliza el producto que venden. El motivo es simple: está demasiado caro, entonces los que pueden lo evitan.   La respuesta del dueño sorprende: "suban los precios".   Es insólito, pero acaba de pasar. El gobierno nacional decidió compensar a los dueños de las autopistas por la devaluación. Lo mismo que hicieron hace poco más de un mes con las empresas de servicios públicos (luz y gas), y que tras un fuerte repudio generalizado, debieron frenar en su traslado al usuario, pero asumiendo el pago desde las arcas del Estado.   La compensación no se queda ahí. Además de la modificación del tipo de cambio, el contrato establece también la obligación de tener en cuenta si hubo una modificación en la "base vehicular", es decir, la cantidad de autos que circulan por los caminos concesionados. Como eso también sucedió, mayor será la "compensación".   No sorprende. Quien negoció los cambios a los contratos con las empresas viales fue Javier Iguacel, primero como Director Nacional de Vialidad. Luego llevó el exitoso esquema -para las empresas- al sector energético, cuando reemplazó a Juan José Aranguren como ministro de Energía (rápidamente devaluado a Secretaría).   Lo insólito de la situación -lo más insólito, en realidad- es que la base vehicular bajó precisamente porque los precios son demasiado altos.   El peaje de la AU1, que cuesta $60 en hora pico, pasará a valer $85 a partir del primero de enero. Actualmente, el costo de viajar por las autopistas en ese horario implica cerca de $2400. Es decir, que la respuesta al problema de la caída de usuarios por el alto valor, será subir el peaje entre un 30 y un 65%. Serán cerca de $1000 para los transiten en hora pico.   También se podría cuestionar la reducción del descuento que se aplica para quienes utilicen Telepase, el sistema digital de lectura del vehículo para evitar el pago manual. Ese descuento que ronda el 10%, bajará en la mayoría de los casos al 5%.   El incentivo ofrecido por el propio gobierno, durante todos los aumentos otorgados en estos tres años fue, precisamente, que quienes se adherían al sistema podían reducir el impacto de la suba. Ahora, se los quitan.   ¿Porqué, si las empresas tuvieron balances favorables en los primeros nueve meses del año, se les da un nuevo beneficio? La respuesta desde el gobierno es simple: lo establece el contrato. ¿Y a la gente quién la compensa?   Gabriel Calisto - Fuente : Diario Crónica

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios