Sydney Brenner - Premio Nobel de Medicina del año 2002

Hacia una nueva especie "mejorada"

Se pregona el "mejoramiento humano”, es decir, la manipulación e intervención de la información genética del ser humano con el fin no sólo de librarnos de aquello que se supone negativo, sino de optimizar nuestras potencialidades físicas e intelectuales, e incluso dar paso a una nueva especie “mejorada”.   Un principio básico de la Bioética afirma: “No todo lo técnicamente posible ha de ser éticamente aceptable”. No existe una capacidad omnímoda de manipulación de las características genéticas sin riesgos, por la propia complejidad de los sistemas biológicos y, en el caso del hombre, por sus especiales cualidades espirituales y su dignidad.   Peligrosa instrumentalización de la vida humana poniendo al hombre al servicio de la ciencia en lugar de la ciencia al servicio del hombre. Es absurdo pretender mejorar a la sociedad mediante la extensión de certificados de calidad genética. ¿Qué debe entenderse por mejor o peor? ¿Qué se considera deterioro genético? ¿Quién tiene derecho a decidir sobre la vida de otra persona? ¿Basta con llevar a su máxima plenitud nuestras propias posibilidades o se trata de dar paso a un ser humano distinto y superior?   El poder del hombre para hacer de sí mismo lo que le plazca significa también el poder de algunos hombres para hacer de otros lo que les plazca. Sin embargo, existe la tendencia de inducir a la opinión pública a creer y desear como bueno, humanitario o necesario, lo que interesa a esos “algunos”.   Decía el premio Nobel de Medicina en 2002, Sydney Brenner: “Sólo hay un instrumento para transformar a la humanidad de modo duradero y es la cultura”.   Aldo Godino - Fuente : Diario Crónica

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios