Luego de que trataran de cruzar por la fuerza a Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza en San Diego detuvo a 42 centroamericanos y un centenar fue deportado. Desde el país norteamericano amenazaron con un cierre permanente de la frontera.

Trump comenzó a frenar la ola de migrantes

Tras el fallido intento de irrupción violenta en Estados Unidos, 42 miembros de la caravana de centroamericanos que llegó al extremo norte de México fueron detenidos. Por su parte, el gobierno azteca ya anunció la deportación de otras 98 personas.

Donald Trump volvió a pedir mano dura. Según explicó Rodney Scott, jefe de sector de la Patrulla Fronteriza en San Diego, los dos o tres oficiales presentes en la garita de San Ysidro “se enfrentaron a cientos de personas”, por lo que “utilizaron el gas para protegerse y proteger la frontera”, a la vez que confirmó que 42 migrantes fueron arrestados.

En tanto, tras la avanzada del domingo, el presidente yanqui reiteró que los migrantes deben ser devueltos por las autoridades aztecas a sus países e insistió en que “muchos son fríos criminales”. “Háganlo por avión, en ómnibus, háganlo como quieran, pero no van a entrar a Estados Unidos”, escribió en su cuenta de Twitter y agregó: “Cerraremos la frontera permanentemente si necesitamos hacerlo. Congreso, ¡financia el muro!”. En respuesta, las autoridades migratorias mexicanas anunciaron la deportación de casi un centenar de las personas que trataron de atravesar la frontera. “Alrededor de 500 personas intentaron cruzar de manera violenta la frontera con Estados Unidos, 98 de ellos ya fueron repatriados”, detalló.

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
Chile
INTERNACIONALES
Estados Unidos
INTERNACIONALES
Alerta en Washington

Comentarios