Mediante un comunicado, la entidad xeneize manifestó que "las condiciones no están dadas"; el presidente del organismo había confirmado el encuentro, pero horas después se desdijo

Boca mandó una carta y CONMEBOL escuchó el reclamo

Boca solicitó a la CONMEBOL la suspensión del encuentro ante River por la final de la Copa Libertadores de América y sanciones para el local, al argumentar que "no están dadas las condiciones" en el plantel tras los graves incidentes que se generaron en el trayecto de ingreso al Monumental.

  Horas después, el Alejandro Domínguez, presidente del organismo sudamericano, coincidió en que el cotejo no puede jugarse y aseguró que decidirán una nueva fecha en Asunción, Paraguay, con los presidentes de ambos clubes.   Mediante un comunicado emitido a la prensa, la entidad xeneize manifestó su deseo de no disputar el cotejo "luego de los hechos de violencia sufridos en las inmediaciones del estadio".   Asimismo, afirmó que pidió al organismo que "la final de la Copa Libertadores se pueda disputar en condiciones de igualdad".    Sin embargo, detalló que: "Boca considera que esas condiciones no están dadas y solicita la suspensión del partido, así como la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en el Artículo 18, para que la Conmebol actúe en consecuencia".   De prosperar el pedido del Xeneize, River podría recibir una multa económica, descalificación de la competencia o retirada del título, de acuerdo al articulo 18 que hacen mención en el escrito.   Por otro lado, el pedido de Boca sumó un apoyo, ya que desde Futbolistas Argentinos Agremiados sostuvieron que, su posición a los hechos es que "el sentido común indica que el encuentro debería programarse" y que, así, se lo "hemos manifestado a los clubes y a CONMEBOL".

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios