Objetos del futuro Museo del Frigorífico Smithfield de Zárate se exhiben en la Ciudad de Buenos Aires

Objetos del futuro Museo del Frigorífico Smithfield de Zárate se exhiben en la Ciudad de Buenos Aires

El Museo de la Ciudad de Buenos Aires (Defensa 187, San Telmo) eligió homenajear a la carne, expresión culinaria de la argentinidad, con una muestra que se extenderá hasta el 30 de septiembre, todos los días de 11 a 18 hs, con entrada gratuita.

Y en la Exposición tiene una importante participación nuestra ciudad ya que la SAPEM Costanera aportó 40 objetos recuperados del frigorífico Smithfield que en un futuro serán parte del Museo que Zárate tendrá en el predio de la Costanera Sur sobre la industria frigorífica.

Teresa Priori, Técnica en Museología que integra la SAPEM Costanera, explicó que ya existen más de 300 objetos recuperados e inventariados que formarán parte del futuro Museo que se abrirá en uno de los edificios del ex frigorífico que quedará en manos del Estado Municipal.

“Se trata de un rescate patrimonial muy importante, son objetos de un gran valor histórico y patrimonial”, aseguró Priori, y explicó que el Museo estará ubicado en el galpón donde funcionaba la usina del frigorífico.

Con respecto a la Exposición en Buenos Aires, Teresa Priori destacó la importancia de la misma ya que es la primera vez que Zárate presta estos objetos y se exponen en un Museo. “Para nosotros es una muy buena experiencia, intercambiamos muchas ideas, y nos enorgullece que a nivel nacional se reconozca nuestra proyecto”, aseveró luego.

En la exposición, los visitantes pueden descubrir, a través de recreaciones, los distintos espacios que se utilizaban: primero, las tranqueras que delimitaban la llegada del campo a la ciudad; luego, los mataderos, transformados en el siglo XIX en frigoríficos; y una de las atracciones principales del espacio del museo de San Telmo, una réplica de una carnicería tradicional de 1940 en la que los visitantes pueden sacarse una selfie como si fueran carniceros.

La exposición es heterogénea: hay elementos típicos, hay arte, hay reconstrucción de espacios, hay esculturas.

Tampoco falta la historia de la vaca, que no es originaria de América. Las primeras llegaron con Cristóbal Colón, en su segundo viaje. En territorio nacional recién en 1555 entran 7 vacas y un toro. A Buenos Aires tardan aún más. Recién se registra la llegada de algunas vacas en 1580 gracias a Juan de Garay para la fundación de la ciudad.

Luego aparece el matadero, el saladero y el frigorífico, la producción a gran escala, la conservación, y la primera industria nacional en la que Zárate fue protagonista.

Compartir

Comentarios