Miércoles 3 de Marzo de 2021

Hoy es Miércoles 3 de Marzo de 2021 y son las 18:21 AM 1500 - Radio Nuclear desde la ciudad de Zarate - Provincia de Buenos Aires - Desde el 14 de Abril de 1973 llevando información y uniendo a toda la zona norte a través de una frecuencia

ACTUALIDAD

16 de febrero de 2021

Comunidad Wichi

El influencer Santiago Maratea contó en Instagram, cómo ayudar a la comunidad wichi de Salta, le produjo graves problemas y una falsa acusación. Final feliz.

Cuando ayudar es absurdamente difícil

El influencer argentino Santiago Maratea viajó a Misión Chaqueña, Salta, para entregar dos camionetas y donaciones a una comunidad wichi, pero al llegar a ese lugar surgieron toda clase de problemas que narró en su cuenta de Instagram y demostraron lo absurdamente difícil que puede ser ayudar desinteresadamente a quienes más lo necesitan.   Maratea lanzó una campaña en sus redes con la que logró recaudar más de 3 millones de pesos aportados por sus seguidores de Instagram a los que invitó a donar diez pesos cada uno que debían depositar en la cuenta de un banco alternativo.   Cuando llegó a la comunidad salteña con las donaciones se encontró con muchas dificultades: pedidos de ayuda de otro grupo aborigen, discusiones con la comunidad wichi a la que llevaba ayuda concreta, la fundación que colaboraba con ellos se bajó de la acción, la falsa acusación de un medio salteño y un clima violento que hizo necesario el apoyo de la policía salteña para abandonar el lugar.   A través de Instagram, Santiago Maratea relató todos los padecimientos que debió sortear para cumplir su iniciativa solidaria de ayudar a la comunidad wichi, cuyo nexo con el influencer fue Omar Guty Fwachat, aborigen wichi.   El día de la llegada al la comunidad comenzó con el arribo de veinte personas de un pueblo cercano llamado Hickmann. Las personas pidieron hablar con Maratea y le contaron que también necesitaban una ambulancia y un pozo de agua que habían reclamado al gobierno, pero sin respuesta. Llevaron documentos que respaldaban su reclamo y quedaron en contacto con el influencer.   Los representantes de Hickmann le mostraron las documentaciones que avalaban su reclamo y se sacaron una foto.   Al poco tiempo, llegó la nueva comisión de Misión Chaqueña que el día anterior había ganado las elecciones y pidió hablar con Maratea para entender cuál era el motivo de su presencia en el lugar. El influencer se enteró que esta comisión -importante para la comunidad- se renueva cada dos años por elecciones y que justo el día de su arribo había cambiado. Maratea publicó en Intagram: "¿Pueden creer que llegué el día de las elecciones? ¿Se puede ser tan inoportuno en la vida, Santiago?".   Allí mismo le comunican que hay personas dentro de la comunidad que no están contentas con que se le entreguen las camionetas a Omar y a la fundación Pata Pila, que habían sido elegidas para administrarlas.   Se empezaron a juntar muchos wichís alrededor del instagramer, quien junto con Omar, el representante de Pata Pila y el presidente de la comisión, les explicaron cómo habían llegado ahí y que el uso de las camionetas estaba destinado a la comunidad wichi. Pero que. como la comunidad está integrada por 5000 personas, era necesario nombrar responsables de las camionetas para su administración. Maratea le aseguró: "Representantes (responsables) que, confiamos, buscan el bien común (y lo aplicaran al uso de los vehículos)".   Uno de los representantes designado era Omar, ya que la podía "comprarla" (es decir que tenía CUIT y factura para hacer la adquisición legal del vehículo) con el dinero de las donaciones, por haber participado de la iniciativa y vivir en la comunidad. Mientras que la otra camioneta iba a ser destinada, en conjunto, a Omar y la fundación Pata Pila para convertirla en un centro móvil de lucha contra la desnutrición, ya que esa ONG tenía capacidad para costear los gastos del vehículo.   Los aborígenes también cuestionaron los motivos por los cuales una de las camionetas se entregaba a Pata Pila. El influencer justificó la decisión en el hecho de que esa era una fundación muy confiable del norte de Argentina y que entendía que como nunca habían trabajado con la comunidad wichi, ésta comunidad no la conociera. Y que Pata Pila podía tenerla a su nombre en forma legal, convirtiéndola en un centro móvil de lucha contra la desnutrición.   También les explicó que como la fundación no trabaja en Misión Chaqueña, el centro de desnutrición móvil iría una vez a la semana al pueblo y los otros días se desplazaría a otras comunidades que están cerca. Se agregó que lo mejor era que haya ese vehículo vaya una vez por semana a la comunidad, aunque estaba entendido que no es lo mismo que tener una ambulancia con completa disponibilidad allí (cosa, por otra parte, que no era posible que hay solo un chofer en la comunidad).   Santiago Maratea señaló:   Santiago Maratea señaló: "A veces para que se entienda bien hay que explicarlo de diferentes formas y en diferentes momentos".   Instagram de Santiago Maratea La situación comienza a ponerse violenta   La reunión en la comunidad y Maratea y su gente, se desarrollaba en términos amistosos, con momentos tensos y hasta con aplausos y risas, hasta que apareció una persona que respondía a un grupo político dentro de la comunidad que pidió la palabra. Empezó a dar su punto de vista en idioma wichi, que los representantes de la fundación no entendían. Omar le avisó al grupo: "Está incitando a la violencia, es mejor que nos vayamos".   Se fueron a la casa de Omar con el objetivo de desplazarse posteriormente a la localidad de Embarcación en las camionetas. Pero fueron rodeados por un numeroso grupo de personas que exigió una explicación. "Estamos en total desacuerdo con lo que estás haciendo, pero muchas gracias", dijo uno de los wichís en una síntesis del choque cultural entre el influencer y el grupo solidario y los aborígenes.   Allí se despidieron de Omar, la familia y la comunidad. Cuando se estaban por subir a las camionetas para irse, la policía les advirtió que no era una buena idea irse así. Miembros de la comunidad habían cortado la ruta para frenarlos y sacarles las camionetas.   La policía ofreció protegerlos y llevarlos en sus vehículos. Santiago Maratea confesó: "No sabía que hacer, tenía un toque de miedo". Decidieron irse con ellos ya que confiaban en lo que les decía Omar.   La Fundación Pata Pila abandona el proyecto   Cuando llegaron a Embarcación, el representante de Pata Pila les comunicó que no le gustaba cómo se habían dado las cosas y que se bajaban del proyecto. No querían darle la impresión a la comunidad de que se estaban robando algo por quedarse con la camioneta y convertirla en un centro de desnutrición móvil. Pero igualmente seguirían con el proyecto de ayudar a Misión Chaqueña, solo que lo iban a hacer por su parte.   El grupo terminó en una plaza, hablando por celular con un contador, para ver cómo podían entregar legalmente las camionetas. Para colmo, al no contar con la camionetas, tampoco tenían como irse a Jujuy. Un lunes feriado, con 38 grados de temperatura y en una plaza, decidieron que Omar se quedaría con las dos camionetas a su nombre, pasando de ser monotributista a contribuyente Responsable Inscripto.   Se especificó que Omar contaba con plata de las donaciones para sostener las camionetas y utilizarlas en favor de la comunidad como siempre se pensó el proyecto. A todo esto, la policía se comprometió a brindar protección tanto a Omar como a las camionetas.   En la mitad de las decisiones llegó el camión de donaciones. Pero como el camión no podía entrar hasta la Misión Chaqueña por el estado del camino y no tenían las camionetas para llevar las donaciones a la comunidad en varios viajes como habían planeado, no quedó otra opción que dejarlas en la intendencia con el objetivo que después lo busqué Omar (que ya disponía de los vehículos donados).   Al no tener la disponibilidad de las camionetas, decidieron bajar las donaciones a la intendencia.   Al no tener la disponibilidad de las camionetas, decidieron bajar las donaciones a la intendencia.   Instagram de Santiago Maratea Una falsa denuncia   El medio salteño UVC Canal 10 sacó fotos de ese momento y denunció que estaban robando las donaciones. Para probar que ese medio estaba difundiendo una noticia falsa, Maratea subió a sus redes la constancia que firmó con Omar y el intendente acordando que las donaciones eran exclusivamente para la comunidad wichi.   Final feliz   "Terminó todo bien, tal vez no de la forma que esperábamos. Omar con las camionetas y las donaciones llegaron bien. Estoy contento", concluyó el instagramer.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

ACTUALIDAD
Covid-19

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!