Sábado 23 de Enero de 2021

Hoy es Sábado 23 de Enero de 2021 y son las 08:32 AM 1500 - Radio Nuclear desde la ciudad de Zarate - Provincia de Buenos Aires - Desde el 14 de Abril de 1973 llevando información y uniendo a toda la zona norte a través de una frecuencia

INTERNACIONALES

25 de diciembre de 2020

Misa de gallo

Durante la misa de Gallo en el Vaticano, el Papa Francisco convocó a liberarse de "los círculos viciosos de la insatisfacción, de la ira y de la lamentación".

El Papa Francisco pidió alejarse de "pesebres de vanidad"

En una misa de Gallo marcada por la pandemia de coronavirus, el Papa Franciscopidió este jueves alejarse de los "pesebres de vanidad" y convocó a liberarse de "los círculos viciosos de la insatisfacción, de la ira y de la lamentación".   En una ceremonia que inició a las 19.30 locales (15.30 de Argentina) en el Vaticano, dos horas antes del horario habitual para adecuarse a las normativas frente al coronavirus vigentes en Italia, el pontífice encabezó su octava misa de Gallo como Papa.   "Solo el amor de Jesús transforma la vida, sana las heridas más profundas y nos libera de los círculos viciosos de la insatisfacción, de la ira y de la lamentación", planteó el Papa Francisco durante la celebración, más corta que en años anteriores para asegurar su finalización a las 22 locales, cuando inicia el toque de queda dispuesto por el Gobierno italiano.   Frente al altar de la Cátedra, en el que se desarrolló la ceremonia en vez del tradicional altar central de la Basílica, unos 170 fieles y 30 cardenales, todos con barbijo, por protocolo por la pandemia de coronavirus, siguieron la ceremonia, lejos de las 10.000 personas que llenaban la Basílica y las inmediaciones años anteriores.   En la ceremonia, que marca el inicio de las celebraciones vaticanas para las fiestas de Navidad y Año Nuevo, el Papa Francisco lamentó las veces en que, "hambrientos de entretenimiento, éxito y mundanidad, alimentamos nuestras vidas con comidas que no sacian y dejan un vacío dentro".   "Insaciables de poseer, nos lanzamos a tantos pesebres de vanidad, olvidando el pesebre de Belén", criticó el obispo de Roma, que esta semana, en la misma línea, ya había advertido el peligro de que "el consumismo" se adueñara de la Navidad.   Este año, además, la instalación de un pesebre con tintes futuristas en la Plaza San Pedro generó diversas críticas por la inclusión de un astronauta entre las tradicionales figuras, y el propio Papa Francisco omitió las referencias a la obra cuando la semana pasada sí convocó a visitar una exposición con más de 100 pesebres instalada en uno de los costados de la Plaza San Pedro.   En ese marco, Papa Francisco planteó en su homilía "que el tiempo que tenemos no es para autocompadecernos, sino para consolar las lágrimas de los que sufren".   Sin referencias explícitas a la pandemia de coronavirus durante la homilía, el Papa Francisco había iniciado la celebración tras escuchar la "calenda", el canto típico que suena sólo para esta Misa.   La agenda de celebraciones continúa este viernes al mediodía, cuando Francisco dirija su tradicional mensaje navideño, en el que repasará la preocupación del Vaticanopor los conflictos en el mundo, e impartirá la Bendición Apostólica "Urbi et Orbi", es decir a la ciudad de Roma y al mundo.   Por primera vez en la historia, y para evitar aglomeraciones de fieles en la Plaza San Pedro en medio de la pandemia de coronavirus, el Papa impartirá la bendición desde el Aula de la Bendiciones, una sala construida en el 1622 dentro del Palacio Apostólico Vaticano, y no desde el balcón central de la Basílica, como es costumbre.   El sábado 26, en tanto, ofrecerá el Ángelus desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, y no desde la ventana tradicional, también para evitar la presencia de fieles en las calles.   Este año, por primera vez, los medios de comunicación del Vaticano ofrecieron gratuitamente la traducción al Lenguaje de Señas (LIS) durante la Misa, y continuarán con el servicio durante la bendición de este viernes.   Las celebraciones de este año se dan, además, luego del reciente hisopado al que se sometió el pontífice, con resultado negativo, tras conocerse que dos de sus más estrechos colaboradores habían dado positivo en coronavirus.   El Papa Francisco, considerado grupo de riesgo de la enfermedad, dio negativo en coronavirus en un test preventivo que se le hizo en el Vaticano a primera hora del lunes último, una vez que se confirmaran los positivos del Limosnero papal, el cardenal polaco Konrad Krajewski, y del presidente de la Gobernación del Vaticano, el purpurado italiano Giuseppe Bertello.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
Brexit
INTERNACIONALES
Inglaterra
INTERNACIONALES
Irak

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!