La construcción de desagües pluviales sobre la cuenca alta de Rómulo Noya que lleva a cabo el Municipio de Zárate ya cuenta con 4 sumideros en funcionamiento.

Con la lluvia que cayó a principios de semana se pusieron a prueba los sumideros construidos en la esquina Rómulo Noya y Justa Lima, y se comprobó que tomaron agua y funcionaron de manera óptima.

Si bien desde la Subsecretaría de Infraestructura municipal explicaron que aún restan algunos detalles en la construcción, las cañerías ya están en funcionamiento. De esta manera, a medida que se avanza con la obra se van habilitando los tramos terminados.

El plazo de obra es de 18 meses y el presupuesto es de 15 millones de pesos. La empresa que ganó la licitación, Nieto SRL, comenzó los trabajos en julio de 2017.

La obra comenzó en Independencia y Adolfo Alsina. Por Independencia se avanzó hasta 25 de Mayo, de allí hasta Rómulo Noya y por ésta hasta Brown. En los próximos días se avanzará desde aquí hasta Independencia, por esta última se avanza hasta Moreno y por ésta hasta Ituzaingó.

Para perjudicar por la menor cantidad de tiempo posible a los vecinos, esta obra avanza soterrando los pluviales cuadra por cuadra. De esta forma, tampoco se corta el fluido vehicular por la zona.

Esta obra beneficiará a 21 manzanas de la zona histórica de la ciudad. En algunos sectores se trabaja hasta a 4 metros de profundidad.

Para poder comenzar con esta etapa, antes el Municipio realizó previamente los desagües pluviales sobre la calle Aristóbulo del Valle, desde Rómulo Noya, hasta el río Paraná, y desde el río hasta Aristóbulo del Valle. Obra de gran complejidad ya que también se construyó la interferencia entre un caño de gas maestro y el desagüe pluvial en la intersección de las calles Aristóbulo del Valle y Crucero General Belgrano.

Compartir

Comentarios