Referentes de varios sectores insistieron en la necesidad de que el próximo gobierno realice un pacto que permita contener la inflación y recomponer el poder adquisitivo de los consumidores argentinos.

Todos los sectores piden un acuerdo social y económico

Empresarios del sector supermercadista, del comercio y las pymes plantearon que el próximo gobierno debe convocar a un acuerdo social para frenar la inflación y fortalecer el mercado interno, apuntando a la recomposición del poder adquisitivo.   El secretario general de la Cámara de Autoservicios y Supermercados de Residentes Chinos, Miguel Calvete, sostuvo que "para frenar la inflación hace falta un acuerdo social, con la participación de todos los sectores" y exigió: "Un acuerdo en el que si los precios aumentan 0,5% los salarios deben mejorar un 1%, a modo de ejemplo, para ir recuperando el poder adquisitivo de los sueldos".   Calvete insistió en que "se debe determinar una canasta básica de alimentos de productos y no categorías, porque eso se presta a la distorsión", para luego exigir que se convoque "a pymes regionales y no depender tanto de las grandes compañías, que son las catalizadoras de precios".   El supermercadista consideró que las pymes "deben aportar a los artículos de una canasta básica porque tienen precios inferiores en un 30% al de las grandes empresas y les permitirá posicionarse en las góndolas y reactivarán las economías regionales". Empresarios piden mantener razonables los precios y fomentar el consumo. "Debe haber una real quita del IVA, desde su origen en la industria, no como ahora que se aplicó en forma errónea, genera más inflación y permitió una ganancia adicional a las empresas", postuló.   Por su parte, la Cámara Argentina de Comercio y Servicio (CAC) afirmó que "deberá haber mayor fomento a la inversión, propiciando el crecimiento sostenido sin las distorsiones de precios observadas en el pasado".   En ese orden, desde la entidad explicaron que para la recuperación del consumo en el corto plazo deben estabilizarse los precios, restablecer la confianza del consumidor y ampliar los programas Ahora 12 a más rubros, manteniendo los diferenciales de tasa.   La central empresarial pidió disminuir plazos de acreditación de las tarjetas de crédito y débito para abaratar los costos, bajar impuestos, prorrogar la rebaja de IVA para productos de la canasta básica y restablecer la devolución general de IVA.   En tanto, el presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emanuel Poletto, propuso reducir la tasa de interés del Programa Ahora 12 para potenciar la producción y el consumo de bienes locales, mientras pidió apoyar las campañas como la "Noche de las Jugueterías", con promociones y descuentos.   Por su parte, la Fundación Protejer se mostró partidaria de firmar un acuerdo para "dar previsibilidad a precios de alimentos de primera necesidad, tarifas, salarios y rentabilidad, que contengan la inflación con un techo razonable e impulsar el consumo con los programas de Ahora 12 con tasas preferenciales".   A su turno, en declaraciones al portal de Ámbito.com, el vocero de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Pedro Cascales, pidió orientar el consumo a través del pago con tarjeta de débito e incentivar al consumidor con la devolución parcial del IVA de sus compras, lo que le generaría un ahorro.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios