La sustancia secuestrada equivale a 340.000 dosis de éxtasis valuadas en 150 millones de pesos. Dos sospechosos fueron detenidos tras un operativo conjunto entre fuerzas de seguridad españolas y argentinas

Incautan en Madrid éxtasis que venía para la Argentina

Un cargamento de más de 20 litros de éxtasis en botellones que iba a ser ingresado a la Argentina fue incautado en el aeropuerto madrileño de Barajas tras un operativo conjunto entre las fuerzas de seguridad españolas y de nuestro país y en el que fueron detenidos dos sospechosos, se informó oficialmente.   De acuerdo a los datos aportados por el Ministerio de Seguridad de la Nación, la sustancia secuestrada equivale a 340.000 dosis de éxtasis valuadas en 150 millones de pesos.   El procedimiento se llevó a cabo en las últimas horas y fue el resultado de una investigación iniciada en julio pasado por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y funcionarios de la Dirección General de Aduanas (DGA) de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que trabajaron junto a la Policía Nacional española.   De acuerdo a los voceros, los dos detenidos son argentinos, uno de los cuales fue apresado en Barajas, mientras que al otro lo capturaron en un inmueble de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.   La pesquisa comenzó cuando un argentino viajó desde Chile hacia la provincia de Córdoba y en los controles aduaneros se le halló un frasco de suplementos dietarios cuyas características no coincidían con el detalle de la etiqueta.   Los funcionarios del aeropuerto Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella, de la capital cordobesa, realizaron en ese momento las pruebas de detección de narcóticos que dieron negativas, aunque retuvieron la sustancia para un análisis más profundo, mientras que el pasajero fue liberado, dijeron los informantes.   Luego, a partir de un peritaje de laboratorio se estableció que en el frasco había más de 40.000 dosis de ácido lisérgico de máxima pureza, por lo que la PSA profundizó la pesquisa en torno al hombre que la trasladaba y así descubrió que había viajado a Argentina junto a otra persona acusada de formar parte de una organización dedicada al narcotráfico en la Capital Federal.   Además, tras llevar a cabo otras tareas de seguimiento y vigilancia, los pesquisas establecieron que ese otro hombre que lo acompañaba iba a realizar este mes un viaje a España para adquirir MDMA (por la abreviación de su nombre químico 3,4-metilendioximetanfetamina), también conocido como éxtasis, e ingresarlo de forma ilegal a la Argentina. Con esa información, el fiscal federal 1 de Córdoba, Enrique Senestrari, dispuso el despliegue de acciones de orden internacional, en colaboración con la Policía Nacional de España, cuyos agentes determinaron que el ahora detenido se encontraba en Madrid, donde había tomado contacto con los proveedores de la sustancia.   Por ese motivo, mientras despachaba su equipaje en el aeropuerto madrileño, los pesquisas españoles realizaron un control exhaustivo sobre el contenido de su valija, donde había colocado cuatro botellones tipo "growler" y de color oscuro que contenían 20 litros de MDMA y estaban envueltos en un film de burbujas. El hombre fue detenido en el lugar y puesto a disposición del Juzgado Federal 1 de Córdoba, a cargo de Ricardo Bustos Fierro, quien tomará las medidas correspondientes para avanzar con su situación procesal. En tanto, los voceros agregaron que tras la aprehensión en Madrid, la PSA allanó dos domicilios situados en Capital Federal relacionados con los involucrados y detuvo al hombre que en julio último había intentado ingresar el LSD a Córdoba desde Chile.   Además decomisaron un total de doce plantas de marihuana, 254 troqueles y pastillas de MDMA, cocaína, una balanza digital, 149.000 pesos y 10.610 dólares, junto a otros elementos de interés para la causa, detallaron los informantes.   "La droga detectada por la Aduana, en julio de este año, significó un hecho sin precedentes por la cantidad y tipo de estupefaciente", señaló la AFIP en un comunicado de prensa. Y en ese sentido precisó que "se trata de micropunto LSD, una droga con forma de estrella roja, de pequeñas dimensiones, conteniendo cada unidad varias dosis de dietilamida del ácido lisérgico, un poderoso alucinógeno de administración vía oral".   Según la AFIP, en aquella oportunidad se secuestraron 1,7 kilos de ese estupefaciente, valuados en 500.000 dólares, lo que "se convirtió en el mayor secuestro de este tipo de drogas en el país".

Compartir

Comentarios