Las estadísticas indican que los peatones son uno de los usuarios más vulnerables en nuestro país. Se estima que el año pasado más de 1.600 peatones murieron en el tránsito.

“Le doy la prioridad al peatón”

 Las estadísticas indican que los peatones son uno de los usuarios más vulnerables en nuestro país. Se estima que el año pasado más de 1.600 peatones murieron en el tránsito. Más del 20% de todas las víctimas fatales. En 2018, 65 peatones murieron en la ciudad de Buenos Aires, constituyendo el 44% del total de los muertos en el tránsito.

     En Argentina es habitual que los conductores ignoren al peatón. En las esquinas o sendas peatonales, aún con semáforo a su favor, la mayoría de las veces, los peatones tienen que parar para dejar pasar a autos, colectivos, camiones, motos y bicis. Lo curioso es que esos conductores, cuando bajan de sus vehículos, pasan a ser peatones también. Todos somos peatones.

Tenemos que cambiar esta realidad. Tenemos que lograr un nuevo paradigma en la Argentina, un cambio cultural, un paso de civilización que nos lleve a comportarnos como en los países exitosos en Seguridad Vial, donde el darle la prioridad al peatón (lo que también es una obligación legal) sea una realidad en cada esquina o senda peatonal.

        ¿Te sumás a la campaña “Le doy la prioridad al peatón”?

     Te queremos pedir a vos, que conducís algún tipo de vehículo y que sabemos que no querés más muertes en el tránsito, que asumas un compromiso personal:

DESDE HOY, VOY A TRATAR DE DAR SIEMPRE A LOS PEATONES SU PRIORIDAD EN TODAS LAS ESQUINAS Y SENDAS PEATONALES.

     Es que es esencial que este cambio cultural que tenemos que lograr empiece por vos y tu buen ejemplo, y por cada uno de aquellos a quienes nos importa lograr el respeto de la vida como primera norma esencial de convivencia en Argentina.

     Ahora que contamos con vos como modelo y motor de cambio, queremos compartir algunas ideas para generalizar la prioridad al peatón. Para los que aún no están convencidos, sugeriles leer: Dar la prioridad peatonal: ¿favor u obligación?

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios