Así lo refleja un trabajo de la Bolsa de Comercio de Rosario. China, principal país afectado por la enfermedad, aumentará sus importaciones. Por su parte, la producción argentina sería la de mayor incremento interanual

Por los efectos de la peste porcina africana caerá la producción y el consumo mundial de cerdos

Por la expansión de la peste porcina africana que sufrieron este año tanto China como el sudeste asiático, se produciría una caída del 4% de la producción y del consumo mundial de cerdos. El gigante asiático lidera dicha baja.   Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), elaborado por Bautista Gaggiotti y Franco Ramseyer, asegura que “la gran mortandad del gigante asiático se ve parcialmente contrarrestada por incrementos anuales del 4% en la producción de Estados Unidos y del 6% en Brasil, dos de los grandes jugadores del mercado porcino”.   Estados Unidos, representa el tercer mayor productor y consumidor mundial tanto de cerdo como de sus derivados, a lo largo de los últimos años se ha consolidado como el segundo exportador, con un promedio registrado del 20% del total de su producción de tipo comercial. Por su parte, en Brasil no se descarta que las perspectivas de aumento de las exportaciones, influya a los productores a ampliar sus rebaños en lo que resta del presente ciclo.   Para tomar dimensión del impacto que la enfermedad ha tenido en China, en enero de este año las cabezas de ganado porcino en el mencionado país se estimaban en 428 millones de cabezas, un 3% por debajo en relación a 2018, y para fines de 2019 las proyecciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) proyectan un recorte adicional, que alcanzaría el 18% interanual, cayendo a los 350 millones, el menor nivel registrado desde el año 1980. El informe de los economistas de la BCR, sostiene que China podría recuperar su nivel de producción en un período no menor a los 5 años. En tanto, la situación podría incluso ser bastante peor a la estimada por el USDA, ya que en su informe trimestral de cerdos publicado en julio, Rabobank estimaba que la caída en la producción interanual de China sería aproximadamente del 25%, rondando las 40 Mt producidas en 2019.   Pese a este escenario tan complicado por los efectos de peste porcina africana, China sigue liderando el podio de productores, donde se mantiene con el 44.7% de la cuota total, y que significa cerca de 48.500.000 de toneladas. Luego se ubica la Unión Europea con poco más de 24 millones de toneladas, y en tercer lugar se encuentra Estados Unidos, con un volumen total de 12,4 millones de toneladas proyectado para este año.   También se destaca en el estudio, que la producción de Argentina sería la de mayor incremento interanual en términos porcentuales, con un 8% y alcanzando las 670 mil toneladas producidas, donde se tienen en cuenta solamente a los 14 mayores productores de porcinos.   Argentina sería el país con mayor incremento porcentual en sus exportaciones de carne porcina, con un 50%, pasando de 8 mil toneladas en 2018 a 12 mil en 2019. Importaciones y consumo   Frente al freno en la producción de cerdos en China, las importaciones por parte de ese país podría llegar este año a las 2.200.000 toneladas, una cifra récord y registrando un aumento del 41%.   La Unión Europea, Canadá, Brasil y los Estados Unidos se perfilan para abastecer de manera parcial dicho mercado, donde por ejemplo Europa tendría un aumento interanual del 11% en su volumen exportado, alcanzando las 3.200.000 toneladas en el presente año.   Por último, los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario analizaron como quedará la estructura de consumo en el presente año, donde se observa una retracción del 4% del consumo mundial de carne de cerdo. Esto sucede por el recorte de casi 5 millones de toneladas en el consumo de China, que para dimensionar dicha situación, equivale a casi 7 veces la producción de nuestro país.   Además, en Europa, el segundo mayor consumidor, presentaría una baja del 2% interanual, y Argentina aumentaría en 2019 un 7%, de la mano de un sector que crece en producción y ventas al exterior.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios