La Cámara de Apelaciones en los Comercial remitió el expediente de la causa por el concurso de la compañía postal del Grupo Socma, propiedad de la familia del Presidente, a la Corte Suprema de Justicia y dispuso la intervención de la empresa por razones de "gravedad institucional"

La Justicia ordenó la intervención de la empresa de la familia Macri y remitió el expediente a la Corte Suprema

La Cámara de Apelaciones en los Comercial remitió el expediente de la causa por el concurso de Correo Argentino SA a la Corte Suprema de Justicia y dispuso la intervención de la empresa, propiedad de la familia del presidente Mauricio Macri, por razones de "gravedad institucional".

El expediente se remitió al máximo tribular judicial tras admitir el pedido del procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, por más tiempo para definir si el Estado debe aceptar o recharzar la propuesta del Grupo Socma para cerrar el concurso dadas sus potenciales "graves consecuencias".

Además, esto se da cuatro días después de que la jueza de primera instancia del fuero en lo Comercial, Marta Cirulli, designe un coadministrador para el Correo Argentino tras lo que ella definió “el reprochable ocultamiento de un pasivo postconcursal impensable”.

En el Grupo Socma, afirmaron que colaborarán con la Justicia, aunque consideraron que la decisión de la jueza Cirulli responde a requisitorias de la fiscal de Cámara, Gabriela Boquín, en algo que ellos evalúan como "bastante extraño para lo que debe abordarse en un proceso concursal".

"Nos sorprende la decisión porque lo único que hicieron los accionistas fue aportar fondos a la empresa para que continúe en marcha bajo la premisa de que solo recuperarán los mismos una vez que se pague todas las deudas a todos los acreedores, incluyendo el Estado Nacional", indicó el presidente de la empresa, Jaime Cibils Robirosa, en diálogo con el diario La Nación.

Así, mientras el coadministrador desembarcará en la empresa del Grupo Socma, y realizará informes mensuales sobre la situación de la empresa, la Corte evaluará si considera que se trata de un expediente "de marcada excepcionalidad" para aceptar tratarlo o si lo rechaza y retorna a la Cámara de Apelaciones en lo Comercial para que continúe el proceso judicial iniciado hace casi dos décadas.

Compartir

Comentarios