El equipo de Lionel Scaloni goleó 4 a 0 a México en San Antonio. El ex delantero de Racing metió tres goles y provocó el restante en una gran actuación, bien acompañado por Exequiel Palacios

De la mano de Lautaro Martínez, Argentina fue una máquina y aplastó a México

Argentina pasó por encima a México y dejó sin invicto al Tata Martino, tras golearlo por 4 a 0 con un primer tiempo a pura contundencia, donde Lautaro Martínez convirtió tres goles, mientras el restante fue de Leandro Paredes de penal. Una actuación convincente del equipo de Scaloni pensando en lo que viene.   El equipo mexicano salió a intentar poner las reglas del partido desde el inicio. Con un juego áspero e intenso busco meter a al conjunto de Scaloni en su campo poniendo mucha gente en campo argentino, y en ese contexto el seleccionado no podía encontrar la pelota y el juego transcurría en terreno argentino.   Pero ni bien Argentina pasó la mitad de la cancha encontró el primer gol. Iban 16 minutos y Lautaro se inventó una jugada y a pura potencia definió ante la salida de Ochoa.   México quedó golpeado. La primera llegada ya había sufrido la caída de su arco, pero había más porque cinco minutos después Exequiel Palacios lo dejó otra vez sólo al delantero de Inter, que facturó con mucha tranquilidad.   A partir de ahí todo fue del equipo de Scaloni, que con dos llegadas desnudó a los mexicanos que perdieron confianza y estaban a mano de cualquier ataque, así a los 32 minutos Araujo cometió una mano muy tonta dentro del área con Lautaro Martínez al acecho, penal que Paredes transformó en gol.   El partido ya estaba roto. Argentina cada vez que pasaba la mitad de la cancha se ponía cara a cara con los defensores mexicanos y no extraño que llegar el cuarto gol, otra vez Palacios para Lautaro, y el ex Racing aprovechó su gran partido para mandar la pelota al fondo del arco. Un verdadero paseo de Argentina, con una primer tiempo para el recuerdo y los mexicanos en las tribunas silbando a su selección.   Argentina levantó el pie del acelerador. En el complemento llegaron los cambios y también la necesidad de guardar piernas, por eso el partido se hizo más lento y también aburrido. Los mexicanos intentaron acercarse pero mostraron una incapacidad manifiesta y Argentina espero el momento para meter la contra.   Una más que positiva actuación del equipo de Scaloni, pensando especialmente en el inicio de las eliminatorias en marzo de 2020.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios