Personal del Centro Regional Pampeano del Senasa realizó el control sanitario en el proceso de acondicionamiento

Certificación del envío de árboles ornamentales con destino a Taiwán

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó, durante el pasado mes de agosto, tareas de certificación y control sanitario en el proceso de acondicionamiento y envío de árboles ornamentales de vivero, con destino a exportación.

Los ejemplares de Ginkgo biloba –cuyo nombre coloquial es árbol de los cuarenta escudos– partieron del vivero de Lobos, provincia de Buenos Aires, con destino a Taiwán, donde serán destinados a parques temáticos y arboleda pública.

El Senasa realiza el proceso de inspección sanitario (planta por planta), a cargo de personal especializado de la oficina del Organismo en Brandsen, bajo la conducción de Sebastián de Luca, mediante el cual la plata es acondicionada para su envío al exterior.

De este modo se corrobora la extracción de la tierra de sus raíces para su posterior proceso de lavado (con agua, cepillo e hidro-lavadora); luego se comprueba que se coloque el musgo –que reemplazará a la tierra (anteriormente retirada) durante el viaje hasta Taiwán–; y finalmente, una vez limpia y preparada toda la planta, se verifica el proceso de carga, donde cada árbol es depositado por la grúa en el contenedor Reefer, el cual posee una humedad normada de 65% y una temperatura de 11 grados.

Compartir

Comentarios