La diputada minimizó la importancia de las PASO y prefirió enfocarse en lo que serán las próximas elecciones

"La fiesta total para toda la Nación va a ser en octubre"

Fiel a su costumbre, Elisa Carrió eligió votar por la tarde. A las 16.35, la líder de la Coalición Cívica-ARI llegó a la Escuela 3 Onésimo Leguizamón de la avenida Santa Fe al 1510, en Barrio Norte, y minimizó el valor de las PASO. "La fiesta total para toda la Nación va a ser en octubre", analizó.

Para la actual diputada por Cambiemos, los próximos comicios tendrán un valor preponderante y definirán si se toma el tumbo de "una República democrática o la división definitiva de la sociedad".

Ante los micrófonos, Carrió confesó que pronto se mudará a la provincia de Buenos Aires y ésta será su última votación en la Ciudad: "Vengo de levantarme, me bañé, me cambié y viajé hasta acá una hora. Es una despedida maravillosa del barrio en el que viví 20 años". Y remarcó: "No ser candidata es fascinante".

Con el tono que acostumbra, la dirigente remarcó que se encuentra tranquila y segura de cara al escrutinio.

Compartir

Comentarios