El especialista, además, no podrá ejercer su profesión por siete años y medio. La familia de la periodista y legisladora había pedido 4 años de cárcel

Condenaron al endoscopista a tres años de prisión y la anestesista fue absuelta

El endoscopista Diego Bialolenkier fue condenado a 3 años de prisión condicional y 7 años y 6 meses de inhabilitación para ejercer su profesión, y la anestesista Nélida Puente fue absuelta por el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional 8 de Capital Federal por la muerte de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, ocurrida el 6 de febrero de 2018 durante un procedimiento médico en el Sanatorio de la Trinidad del barrio de Palermo. También se informó que el 9 de agosto se leerán los fundamentos.

En una audiencia a sala llena, con la presencia de la familia de la víctima, periodistas y ex compañeros de TN, legisladores porteños y el diputado Martín Lousteau, quien acompañó la campaña de Pérez Volpin a la Legislatura de la Ciudad, Pirota se refirió a la actuación de Bialolenkier. “El que lesionó fue el endoscopio. Tuvo una dificultad para entrar y allí fue que hizo la lesión”, afirmó el letrado. “Se dio cuenta y nunca lo dijo. Ni a los médicos en ese momento ni aquí en el juicio. El endoscopio tenía sangre. Y quiso derivar su responsabilidad de manera canallesca sobre Puente, cuando fue él que produjo la lesión”, agregó el abogado.

Luego se refirió al trabajo de la anestesista Nélida Puente, que se mantuvo cabizbaja en la sala. Sobre ella dijo que “no es responsable de la lesión, pero sí de no controlar correctamente”. “No conectó la paciente a los electrodos y no la controló. No supo resolver la emergencia que había causado Bialolenkier, y confundió el diagnóstico con una alergia. La paciente estaba con el abdomen hinchado y agravó el cuadro porque siguió insuflando aire”, indicó Pirota.

Además, denunció “encubrimiento” por parte del Sanatorio La Trinidad donde se llevó a cabo el procedimiento, y destacó que “las imágenes del endoscopio no están porque lo cambiaron por uno más viejo que, casualmente, no graba imágenes”.

Por su parte, el abogado del endoscopista Diego Bialolenkier, Mariano Cúneo Libarona, sostuvo: “Hay una incoherencia entre la acusación primera y la que hicieron hoy (por ayer) la querella y la fiscalía. En un principio habían dicho que el imputado no había advertido la perforación. Hoy dijeron que la advirtió y que en realidad no dijo nada. Esto modifica lo fáctico y alteró el derecho a la defensa”.

"Aceptamos el fallo del tribunal pero nuestros abogados lo van a estudiar y, seguramente, van a pedir una revisión. Insisto con algo que es importante, hace 18 meses la incertidumbre nos carcomía, durante todo ese tiempo el revivir todo nos partió el alma, y hoy tenemos certezas", manifestó Enrique Sacco, pareja de la periodista, quién, con mucha emoción y tristeza, agregó: "Todos los que estamos aquí, a partir de esta noche, vamos a poder dormir tranquilos. La verdad quedó expuesta".

Compartir

Comentarios