Desde 2015, se estima que hay dos millones de argentinos más viviendo en situación de pobreza, según los datos de la UCA

Este año la pobreza rondará el 35%

El investigador del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), Eduardo Donza, advirtió que para el 2019 la pobreza se encuentra en "valores cercanos al 35 por ciento", según estimaciones de la institución.

"Datos propios todavía no tenemos porque estamos haciendo el relevamiento para el tercer trimestre", dijo Donza en diálogo con Radio 10. Sin embargo,el especialista advirtió que "los alimentos aumentaron a principio de año" y esas subas todavía "no van acompañadas de una recuperación en los salarios".

"Con los datos de las Encuestas Permanentes de Hogares (EPH), estimamos un 35 por ciento", sostuvo Donza respecto de cómo cree la UCA que cerrará este año respecto del porcentaje de pobres en el país.

El especialista adjudicó el aumento a "cuestiones coyunturales y estructurales" y señaló el efecto de la devaluación en el aumento de la pobreza. "Tenemos una economía que reacciona muy rápido a la cotización del dólar", explicó, y comparó los valores de años anteriores: "En 2015 había un 29 por ciento de población en situación de pobreza, en 2016 ese numero se agravó con la devaluación, repunto en 2017 y volvió a caer en 2018 con un valor de 33,6 por ciento".

"El 5% de incremento implica más de dos millones de pobres nuevos desde que arrancó la gestión [de Cambiemos]", afirmó Donza, y recomendó que para disminuir el número se debe contar con "una estabilización del tipo de cambio, para que se estabilicen los precios".Sin embargo,según advirtió, esto no alcanzaría para reducirla, sino para evitar nuevos aumentos.

"En el mejor escenario, se podría volver a valores de 2015, cercanos al 30 por ciento", concluyó.

"Después de 2002 había un 54% de situación de pobreza y un 21% de desocupación. Eso mejoró en 2008 y 2009 y ahí se estancó la mejora de la estructura productiva, se estancaron las mejoras en el mercado de trabajo y eso repercutió en que la calidad de vida de la población no siguió mejorando con la velocidad con la que había mejorado de 2002 a 2008", argumentó Donza.

En tanto, aseguró que "es muy difícil" bajar la pobreza a valores menores al 30% ya que desde 2008 los números "se estancaron" en ese valor y "las condiciones estructurales no permiten que fluctúen tan fácilmente". Advirtió también que "es difícil medir porque entre el 2009 y el 2015 los datos eran muy escasos".

El Indec informó que en el segundo semestre de 2018 la pobreza alcanzaba el 32%. En septiembre dará a conocer el informe del primer semestre de 2019.

Compartir

Comentarios