Los efectivos lanzaron gases lacrimógenos para impedir que los manifestantes copen el lugar.

La Policía evita que instalen carpas para los sin techo

Fuerzas del cuerpo de Infantería de la Policía de la Ciudad impidieron esta tarde la instalación de una carpa en el Obelisco desde la cual representantes de la CTEP pretendían repartir colchones y comida.   La protesta alcanzó momentos de tensión cuando la policía lanzó gases lacrimógenos para impedir el avance de los manifestantes, quienes respondieron con piedras.   El incidente se produjo cuando desde la agrupación social intentaron pasar colchones, lo cual fue reprendido por la policía, que arrojó gas lacrimógeno.   Los manifestantes contestaron arrojando piedras y la tensión fue en aumento hasta que un manifestante fue violentamente reducido en el piso, y luego introducido dentro de un carro de asalto.

Compartir

Comentarios