¿Tiene sentido mantenerlas?

¿Quiénes se benefician con las PASO?

En el año 2009 la dirigencia política festejó la creación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) como un avance de la democracia. La idea fue que los partidos dirimieran sus internas de cara a la sociedad, que los ciudadanos fueran consultados sobre los candidatos y que no se definieran en una “rosca” política entre cuatro paredes. Todos estuvieron de acuerdo. Pero a apenas diez años de su creación ya nadie las usa, ya perdieron sentido. Ninguna fórmula presidencial va a las PASO, solamente en algunos lugares -pocos- del interior del país se utilizarán para dirimir candidaturas locales.   ¿Tiene sentido mantenerlas? Para el gobierno, no. El secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, salió públicamente a pedir su suspensión. Para él, son muy costosas -se llevan aproximadamente el 40% del presupuesto destinado a las elecciones de 2019, que es de casi 10.000 millones de pesos-, “los partidos presentan una lista única y el objetivo de las PASO de dirimir las internas no se produce”. Y, en la práctica, son una gran encuesta nacional. Al ser una ley electoral, no puede modificarse por decreto, y además es necesario una mayoría especial en el Congreso para realizar cambios.   Hoy, el oficialismo no la tiene. No hay posibilidad de suspenderla. Desde la oposición dicen que el gobierno no las quiere porque van a perjudicarlo. Un mal resultado en agosto, en el que el presidente Mauricio Macri quede muy por debajo de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, los dejaría en una posición de debilidad para la primera vuelta de octubre.   Pero algunos analistas ven lo contrario. Especulan que una abultada diferencia a favor de los Fernández en agosto llevaría a dinamitar las terceras opciones y muchos votos de Roberto Lavagna o José Luis Espert -aquellos fervientes antikirchneristas- irían a Macri en octubre para evitar una victoria de los Fernández en primera vuelta. Todo esto se sabrá en octubre. Pero lo cierto es que el gobierno no tiene posibilidades de impedir estas internas abiertas. Así que PASO habrá, aunque no se usen. ¿Tiene sentido mantenerlas? Jorge Cicuttin - Fuente : Diario Crónica

Compartir

Comentarios