La urbanización sin saneamiento ambiental, presencia de basurales, la proliferación de roedores y la falta de control sanitario en animales de producción y domésticos constituyen el ambiente ideal para la aparición de casos de leptospirosis.

Medidas sanitarias preventivas a tener en cuenta luego de las intensas lluvias

El país viene siendo azotado por varios días de lluvias que generan inundaciones. Estos eventos naturales son una de las variables climáticas que aumenta la probabilidad de aparición de leptospirosis.

La leptospirosis es una enfermedad zoonótica, es decir que puede ser transmitida del animal al hombre. Generalmente, la forma de contagio es a través del contacto directo con la orina, sangre u órganos de animales infectados o bien por contacto indirecto a través de agua o barro contaminado con leptospiras.

Afecta tanto animales silvestres como domésticos. La enfermedad puede presentarse sin signos clínicos. En el ganado puede provocar abortos, baja fertilidad, reducción en la producción láctea y/o ictericia. En los perros puede provocar fiebre, ictericia, congestión de las mucosas y letargo.

En el hombre suele ingresar por lesiones en la piel. Los síntomas más frecuentes en las personas son fiebre acompañada de escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular y malestar general.
Una medida importante de prevención consiste en la reducción o eliminación de roedores. Hay que fortalecer la higiene en el hogar, combatir su presencia en domicilios y alrededores. Aplicando a su vez, medidas de eliminación como cebos y trampas en los lugares de riesgo.

Para prevenir la enfermedad en animales domésticos y de producción es muy importante que estén vacunados. Otra medida de prevención consiste en eliminar aguas estancadas y tapar bebederos, y otros reservorios de agua y alimentos, construir establos, patios y corrales a prueba de roedores para los mismos y limpiar, desinfectar y aislar con cercos los lugares destinados para la crianza del ganado.

En los ambientes del hogar, desinfectar con lavandina los pisos donde sea posible su limpieza. Drenar o rellenar terrenos inundados o fácilmente inundables y procurar mantener una correcta disposición de aguas residuales y de baños. Asimismo, los excrementos provenientes de animales domésticos deben ser dispuestos de forma tal de evitar la contaminación del ambiente.

Para evitar contraer la enfermedad, las personas no deben sumergirse en aguas estancadas potencialmente contaminadas. En caso de falta del agua potable debe ser clorada o hervida para su consumo y la limpieza de los utensilios de cocina.

Lavarse o tomar una ducha después de haber estado expuesto a salpicaduras de orina, suelo o agua contaminados.

Si la inundación llega al domicilio es menester limpiar y desinfectar los pisos con agua y lavandina, utilizando botas y guantes. Siempre debe utilizarse calzado y ropa impermeable.

La leptospirosis se encuentra dentro del grupo de enfermedades de notificación obligatoria por lo que ante la sospecha o confirmación de algún caso, contáctese con el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) para que las autoridades sanitarias puedan llevar a cabo las medidas correspondientes.

Podés realizar este trámite llenando el formulario en el Sistema de denuncias del Senasa o desde la aplicación para dispositivos móviles “Notificaciones Senasa”. También llamando al Centro Regional Pampeano, sede Chivilcoy, al teléfono 02346 43 6271/72/73 o dirigirse a la oficina Senasa más cercana a su unidad productiva.

Estas acciones de prevención permiten resguardar la sanidad pública evitando la propagación de enfermedades y además evitar daños económicos causados como consecuencia de la pérdida de animales.

Compartir

Comentarios