El gobierno giró 2.100 millones para contener los reclamos, pero no logró que la CGT frenara la huelga anunciada para el 29, a la que se sumarán las CTA y el Frente Sindical que lidera Hugo Moyano

El desembolso para las obras sociales no pudo evitar el paro

Aunque dispuso el desembolso de $2100 millones para las obras sociales para contener los reclamos, el gobierno finalmente no pudo evitar el sexto paro general de la CGT, al que se sumarán las CTA y el Frente Sindical moyanista, en una fecha emblemática: será el 29 de mayo, cuando se cumplan 50 años del Cordobazo.   De hecho, durante el cónclave de ayer por la tarde en la sede de calle de Azopardo, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) pasó revista ante sus colegas del comité ejecutivo sobre los acuerdos firmados con la Superintendencia de Servicios de Salud, por el que comprometían el depósito de $2100 millones de los programas SUR y SUMARTE destinados a financiar a las obras sociales sindicales.   Aunque la semana pasada cuando se conoció la convocatoria del gobierno por los "10 puntos" de consensos básicos, se conoció el rechazo de la central obrera y la posibilidad de responderlos con una medida de fuerza, con el correr de los días esa versión se fue minimizando. Y ayer se decidió que va a haber una respuesta con propuestas de la institución y de las 62 Organizaciones.     De acuerdo a lo que se pudo saber, fue el titular de la Fraternidad, Omar Maturano, fue quien planteó ayer la necesidad de ir a hacia una medida de fuerza a fin de mes. "Hasta las cuatro parecía que no había paro. Pero habló Maturano, lo secundó Ricardo Frigerio (Cerveceros) y luego se plegaron otros. Sólo los Gordos (los grandes gremios de servicios) se opusieron por creer que no serviría la medida. Pero luego se acordó entre todos", contó a este diario un testigo del encuentro. El dialoguista Gerardo Martínez (UOCRA) hizo, a su turno, un repaso de las conversaciones con la misión del FMI.   Aunque su sector estuvo representado, Hugo Moyano aprovechó la visita de Cristina Kirchner a la sede del PJ para posicionarse dentro de la renovación del partido. Luego apoyó la protesta y entonces el Frente Sindical para el Modelo Nacional confirmó su adhesión para la medida de fuerza que se llevará a cabo en nuevo aniversario del Cordobazo.   En la conferencia de prensa posterior, el secretario general Héctor Daer destacó que "la situación afecta la economías familiares y quienes buscan trabajo no tienen oportunidad de encontrarlo. No hay horizonte de crecimiento" y negó que la movida haya tenido vinculación "con lo que sucedía en la sede del PJ. Era algo que se venía gestando de la semana pasada". En el gobierno, en tanto, deslizaron que aunque respetan el derecho constitucional a la huelga, "este tipo de medidas no ayudan a solucionar los problemas de los trabajadores. Estamos convencidos de que la única forma de afrontar los desafíos que tiene nuestro país en materia laboral es trabajando en conjunto a través del diálogo. Creemos que el paro no es oportuno en un momento donde todos estamos realizando un esfuerzo para superar las dificultades".   Cerca del ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, remarcaron que "hay un diálogo fluido con todos los dirigentes gremiales y estamos trabajando en la contención de aquellos sectores que presentan dificultades, con todos los programas del ministerio". Es que el ministro mantiene charlas regulares con Daer, por caso.   Pese a la visibilidad de la crisis, que regularmente es actualizada con números negativos de actividad del INDEC, en el oficialismo insisten que se han tomado "las medidas correspondientes para que los sectores productivos vuelvan a tener un crecimiento sostenido a partir de que la macro logre una estabilidad y se vuelvan a generar empleos formales".   Por otra parte, el secretario general de la Unión del Personal Superior de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Julio Estévez, se refirió a la actual situación de "rebelión" de los jefes del área metropolitana del organismo. "Hoy se conocieron dos nuevos procesamientos de directores regionales de larga e impecable trayectoria en la AFIP: no hace falta decir que estas causas políticas suelen ir al ritmo del gobierno de turno, pero lo que nos preocupa como gremio es esta nefasta inquisición que se está haciendo desde la cúpula de la Casa que está destruyendo al principal órgano recaudador porque se obliga a renunciar a los imputados ante el mero procesamiento, y con la confirmación del procesamiento en Cámara se le suspenden los haberes afectando con lo primero el principio de inocencia que contempla la Constitución".   En cambio hay una negociación oficial que parecería llegar a buen puerto. El ministerio de Educación está cerca de cerrar la paritaria de los docentes universitarios.

Compartir

Comentarios