Tras un triunfo histórico, el peronismo festejó su victoria en Córdoba. Más allá de esta situación, dejó en claro que está alejado de la situación nacional.

"Esta fue una elección municipal y provincial que nada tiene que ver con las nacionales"

Después del histórico triunfo en Córdoba, Juan Schiaretti festejó su victoria y se mostró muy alegre por el poder que el peronismo obtuvo en la provincia mediterránea. Sin embargo, marcó una diferencia al decir: "Esta fue una elección municipal y provincial, que nada tiene que ver con las próximas elecciones nacionales".

En su pupitre y junto a su compañero de fórmula, el cordobés añadió: "Los cordobeses podemos elegir un intendente de un partido, un gobernador de otro partido y también a un presidente que sea de otro".   De esta forma, el actual gobernador de Córdoba, que dejó muy lejos a Mario Negri, sostuvo: "Creo que el otro mensaje es que los cordobeses queremos la moderación, los cordobeses valoramos y apoyamos la moderación, no queremos la grieta que tanto daño hace a la Argentina".   Después de recordar a Juan Manuel de la Sota, su mentor político, el líder de "Hacemos por Córdoba", volvió a decir que su fuerza "cree más en los consensos que en los disensos".   Con este resultado, una vez más una fuerza alejada de la "grieta" se quedó con el triunfo en las elecciones a Gobernador durante 2019. La anterior había sido el Movimiento Popular Neuquino, luego Junto Somos Río Negro y, ahora, "Hacemos Córdoba" que no corresponde ni a Mauricio Macri ni a Cristina Kirchner.

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios