El plan del vicepremier italiano apunta a las ONGs que operan con barcos en la zona del Mediterráneo.

Matteo Salvini defiende su idea de multar a los que rescaten a “sin papeles” en el mar

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, defendió este domingo su propuesta de multar a quienes rescaten por su cuenta a refugiados y migrantes en general que intentan cruzar el mar Mediterráneo para llegar a las costas del sur de Europa. La iniciativa del hombre fuerte del gobierno de Roma está dirigida especialmente a las ONG humanitarias que operan con barcos propios en la zona.   El líder de la ultraderechista Liga, que gobierna Italia con los populistas del Movimiento 5 Estrellas (M5S), habló en un acto de campaña en San Remo, en el noroeste del país, de cara a los comicios europeos de fin de mes y exaltó las políticas actuales para limitar la inmigración y reforzar la seguridad del país.   Sobre todo destacó el proyecto de decreto que presentará en breve al Consejo de Ministros, que introduce “disposiciones urgentes” en materia de seguridad y que seguramente generará críticas entre algunos referentes del M5S.   “Aplicar respeto, orden y disciplina en este país es urgente”, destacó Salvini ante una multitud que lo ovacionó. Según su proyecto de decreto, es “extraordinaria la necesidad y la urgencia de establecer medidas contra las praxis que eluden los dispositivos que determinan el destino al que deben ser transportadas las personas rescatadas en el mar”.   De ser aprobado, las multas oscilarán entre 3.500 a 5.000 euros por cada migrante que sea rescatado en altamar, así como la suspensión de 1 a 12 meses o la cancelación de la licencia de navegación otorgada por las autoridades italianas a los barcos que se utilicen.   El proyecto de decreto además da más poderes al Ministerio del Interior -que dirige Salvini- en el control naval, permite el uso de las interceptaciones telefónicas para “combatir las mafias de seres humanos”, destina más recursos para las fuerzas del orden y propone medidas contra los clanes mafiosos.   Europa en general ha intentado obstaculizar el trabajo de las organizaciones humanitarias que se niegan a abandonar a su suerte o a la violenta Guardia Costera libia a los cientos o miles de refugiados y migrantes que intentan cruzar todos los días el Mediterráneo desde África en condiciones muy precarias y peligrosas.   Desde la asunción del actual gobierno de ultraderecha, el protagonismo de Italia ha sido cada vez mayor en esta ofensiva, luego de haber sido por años el país que recibió más “sin papeles” de todo el bloque.   Según calculó el proyecto Migrantes Desaparecidos, solo en lo que va del año, al menos 443 refugiantes o migrantes murieron o se tiene constancia que desaparecieron en altamar intentando llegar a Europa.   El tema de la inmigración es uno de los ejes que articularán las elecciones parlamentarias europeas de fin de mes. El creciente racismo en el continente amenaza con entronizar en el Parlamento europeo a varias fuerzas ultraderechistas que quieren blindar a Europa.   En Italia, la Liga liderada por Salvini figura en los sondeos con más de 9 puntos de ventaja por encima del Movimiento 5 Estrellas, aunque los datos le atribuyen un descenso en la intención de voto.   Fuentes: EFE, ANSA y AP

Compartir

Notas Relacionadas

INTERNACIONALES
En el Everest
INTERNACIONALES
Brasil
INTERNACIONALES
Rusia

Comentarios